No te pierdas

3 formas simples de ejercitarte y mejorar tu salud


Sabemos que una de las mejores formas de evitar problemas de salud es ejercitarnos a diario. Aunque no logremos hacerlo por razones económicas, trabajo, tiempo o simplemente desmotivación, debemos recordar que un estilo de vida sedentaria sólo nos traerá problemas a largo plazo. Por esto queremos presentarte tres alternativas para que salgas de la inacción y comiences a ejercitarte.

Sube y baja escaleras

La próxima vez que tengas que debas llegar a los pisos altos, intenta evitar el ascensor. Este sencillo ejercicio mejorará la salud de nuestro corazón, fortalecerá los músculos de las piernas, consumirá calorías y nos beneficiará a nivel cardiovascular. ¿Cómo hacerlo? Sube un peldaño a la vez manteniendo la espalda recta, intenta no desplazarte hacia delante, controla especialmente el trabajo de tus piernas y la flexión de los pies. Entre 20 y 25 minutos todos los días es suficiente.

escalerasmujerc

Súbete a la bicicleta

Si eres dueña de una bicicleta y tienes la oportunidad de dar algunas vueltas sin correr riesgos, no dudes en hacerlo. Pedalear a diario nos puede aportar grandes beneficios para la salud. Basta con hacerlo todos los días durante 30 o 35 minutos. Manejando bici podemos reducir el riesgo de infarto en un 50%, prevenir el dolor de espalda y protege las articulaciones.

andar en bicicleta guiasaludable.net

Caminar

Nada más sencillo que encontrar un camino y echarse a andar. No se trata de correr o volverte un atleta del running, basta con andar a paso rápido durante media hora. De esta forma estarás fortaleciendo el corazón y contribuirás con tu peso, acelerarás el metebolismo y quemarás grasas. Además, si caminas al aire libre podrás recibir luz solar, es decir vitamina D.

caminar 2

Conoce otros beneficios que te pueden aportar estas actividades:

1. Mayor fuerza muscular en las piernas y mayor resistencia cardiopulmonar.

2. Mejora nuestro sistema inmunológico. Con esto prevenimos enfermedades al aumentar nuestras defensas.

3. Fortalecemos el corazón y reducimos riesgo de enfermedades cardiacas.

4. Hacemos más resistentes los huesos y articulaciones, las rodillas y los cartílagos.

5. Tonificamos músculos como los del abdomen, piernas y glúteos.

Con información de Recetasparaadelgazar y Mejorconsalud

Anterior:
Siguiente:

Deja tu Comentario