No te pierdas

Puedes adelgazar con la ayuda de la Luna


El satélite natural de la tierra, la Luna también nos ayuda a bajar de peso. Las fases lunares favorables para quitarnos esos kilitos de más es cuando se encuentran en Luna Nueva o Luna Llena.

 

 

 Fuente: canalnutricion.com

 

 

Para mantener la dieta debemos seguirla en fase Menguante o Creciente. Siempre dependerá de lo que deseas, si bajar o ganar peso.

 

 

 

Fases Lunares y signos favorables para esta dieta

 

 

 

 

También puedes combinarla con los signos, por ejemplo, si deseas adelgazar rápido, la debes hacer con una Luna en Aries o en otros signos del elemento Fuego, en fase Menguante y si lo que deseas es ganar peso rápidamente con la fase Creciente.

Para seguir la dieta lunar, te puedes ayudar con calendarios astrológicos que nos indican las horas de los ingresos de las fases lunares y en cuáles signos se encuentran, además puedes tener asesoría con un astrólogo quien te puede indicar cuando comenzar hacer la dieta y por su puesto el apoyo de un nutricionista.

Con la dieta de la Luna puedes adelgazar desde 2 a 3 kilos, simplemente debes hacer un ayuno de 26 horas antes de comenzar la fase la lunar y beber bastante líquido.

 

 

 

 

A la hora de comenzar la dieta de la Luna debes saber cuál es tu tipo de masa muscular, cuántos kilos deseas bajar y otros parámetros nutricionales para que tengas resultados satisfactorios y puedas lucir un súper cuerpazo.

 

Otros factores que te ayudarán son: La disciplina, mantener una alimentación balanceada y siempre, siempre, con un acompañamiento médico.

 

 

Recomendaciones cuando vayas hacer la Dieta Lunar

 

 

 

 

Durante estas primeras 26 horas de ayuno, hay una serie de componentes que no pueden consumirse. Estos son:

 

 

Azúcar
Sal
Edulcorantes
Gaseosas
Bebidas energizantes o a base de soja
Caldos o sopas compradas (debido a que contienen grasas y aditivos)
Jugos comprados
Derivados lácteos
Café
Chicles
Cigarrillos

 

 

 

 

 

 

 

Es normal que sea en los momentos de Luna llena y Luna nueva en los que más peso logre perderse. Por esto, es importante llevar con nosotros un cuaderno con anotaciones acerca del peso que teníamos antes y después de cada uno de estos ayunos, de modo de controlar el resultado de los mismos sobre nuestro cuerpo.

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, la fase de ayuno permite la ingesta de un grupo de alimentos. Sin embargo, resulta fundamental tener en cuenta que, una vez elegido el grupo de alimentos a consumir en esa etapa, éste no puede mezclarse con ninguno de otro grupo.

 

 

También te puede interesar: Consigue un cuerpo de top model con esta rutina


Anterior:
Siguiente:

Deja tu Comentario