No te pierdas

2 Remedios caseros para controlar tus niveles de azúcar en la sangre


En caso de estar siguiendo algún tratamiento médico para mantener los niveles de azúcar estables es primordial consultar a tu médico antes de consumir cualquiera de los remedios propuestos. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden producirse cuando el páncreas no segrega de manera adecuada la insulina o se produce una resistencia a la misma.

 

Es un trastorno que reduce el bienestar en general de la persona que lo padece, puesto que interfiere en la salud visual, renal y del sistema cardiovascular. Puede originarse por los malos hábitos alimenticios, aunque también se asocia con el sedentarismo, la obesidad y factores genéticos.

 

 

Ver también:Sigue perdiendo peso sin sacar el azúcar de tu dieta

 

 

La buena noticia es que se puede controlar de forma natural y algunos complementos naturales que por sus propiedades, facilitan la regulación de la glucosa cuando se encuentra en niveles alarmantes. A continuación compartiré 2 remedios caseros y no dudes en probarlos cuando tengas este tipo de descontroles.

 

 

Té de hojas de guayaba

 

 

 

 

Fuente: mejorsalud

 

 

Las hojas de guayaba se utilizan en la medicina natural y  gracias a su elevado contenido de sustancias antioxidantes favorecen el control de los niveles altos de azúcar en la sangre.

 

 

Ingredientes

 

  • 5 Hojas de guayaba

  • 1 Taza de agua

 

 

Preparación

 

Vierte las hojas de guayaba en una olla y cúbrelas con agua. Deja hervir durante 5 minutos y apaga el fuego. Deja reposar, cuélela y consúmela. Consume una taza de té antes de cada comida principal.

 

 

Ver también:¡Licuado para bajar los niveles de COLESTEROL malo!

 

 

Vino de salvia

 

 

 

Fuente: mundoconsalud

Su alto contenido antioxidantes contribuyen a controlar los niveles de glucosa en la sangre, mejorando la utilización de la insulina. Este remedio no está recomendado para niños o menores de edad.

 

Ingredientes

 

  • 5 Cucharadas de hojas de salvia

  • 3 Tazas de vino tinto

 

Preparación

 

Agrega las hojas de salvia en una olla y vierte el vino tinto. Ponlas a hervir y déjalas a fuego bajo durante 2 o 3 minutos. Deja enfriar y cuélalo. Almacenarlo en un recipiente de cristal oscuro. Consume una copa pequeña después de cada comida principal.


Anterior:
Siguiente:

Deja tu Comentario