No te pierdas

3 Cosas buenas que te suceden cuando bajas el consumo de sal


El exceso de sal pudiera provocarte desequilibrios en el sistema cardiovascular y derivar en complicaciones como la hipertensión, además de enfermedades crónicas e incluso infartos. La sal se incluye en las comidas.

 

 

Su sabor permite realzar el sabor de los platos y, además, en pequeñas dosis, es esencial para el buen funcionamiento del organismo. El problema radica en ingerirla en cantidades excesivas, ignorando que puede influir en el desarrollo de varios problemas de salud, como los que te detallo a continuación:

 

 

Ver también:8 Útiles consejos para adelgazar antes de Navidad

 

 

Reduces la retención de líquidos

 

 

 

 

Fuente: mejorconsalud

 

 

 

La retención de líquidos en los tejidos es uno de los trastornos que está relacionado con el consumo habitual de comidas saladas. Es una condición en la que los riñones dejan de funcionar de manera óptima, minimizando su producción de orina y causando reacciones inflamatorias.

 

Suele manifestarse en zonas como: Tobillos manos, rostro y piernas. Si dejas la sal, el sistema renal restablece su capacidad para filtrar y remover estos residuos, y en poco tiempo, ayuda a reducir esta condición.

 

 

Evitas la deficiencia de calcio

 

Aunque la pasamos por alto, la acumulación de sodio en el organismo interfiere en los procesos que ayudan a sintetizar el calcio y, por lo tanto, es un factor que influye en los problemas óseos. El cuerpo se desmineralizarse en su afán por trastornar este elemento del cuerpo, y a través de la orina, genera pérdidas significativas de este nutriente. Es esencial buscar otros condimentos para los alimentos si se quieren mantener huesos y dientes fuertes.

 

 

Ver también:Deliciosa ensalada roja para completar tus platillos saludables

 

 

Previene trastornos digestivos

 

 

 

Fuente: mejorsalud

 

 

Ingerir platos muy salados, aumenta el riesgo de sufrir dificultades digestivas, en especial cuando se acompañan con una dieta ácida. La sal va generando un deterioro de la mucosa de las paredes estomacales, influyendo en la aparición de úlceras  y afecciones por la bacteria. Así que baja el consumo de sal de tu ingesta diaria.


Anterior:
Siguiente:

Deja tu Comentario