5 Consejos para mantenerte ejercitado en invierno

El frío, la nieve y el viento no deberían ser excusas que te impidan ejercitarte. Para algunos la mejor manera de relizar actividades físicas es al aire libre. Pero no podemos controlar la naturaleza, en especial durante invierno, a veces simplemente está haciendo mucho frío como para salir.

Si hacer ejercicios bajo un techo no es una opción para ti, y aun quieres aventurarte a los exteriores para continuar con tu rutina saludable, debes saber que esto no es imposible y que sencillamente debes tener algunos cuidados más para permanecer seguro.

También te puede interesar: ¡A BAILAR! UNA FORMA DISTINTA DE HACER EJERCICIO

Fuente: Liwli

La naturaleza y la ciudad están para disfrutarlas; y para no terminar enfermo por no querer interrumpir tu rutina de ejercicios en exteriores, te dejamos cinco consejos para que te despreocupes por el mal clima.

1- Asegúrate de vacunarte contra la gripe o tomar suplementos para escapar del resfríado común. El cambio en la temperatura puede hacer que te resfríes o simplemente puedes ser víctima de ese virus estacional que a todos nos persigue durante invierno. Con tu salud al máximo podrás disfrutar de tus actvidades al aire libre.

También te puede interesar: COSIGUE UN ABDOMEN PLANO EN 30 DÍAS CON ESTE EJERCICIO

2- Hidrátate y come bien antes de hacer ejercicios. Recuerda que tu cuerpo hará un esfuerzo extra durante el invierno para mantenerse caliente, por lo tanto debes asegurarte de tener todas las calorías necesarias para que no desconpenses o te agotes más de lo normal.

3- Trata de realizar tus ejercicios en horas del mediodía, cuando la temperatura es la más caliente de la jornada.

4- Debes invertir en ropa adecuada para el frío y a la vez para hacer ejercicio. Hay telas especiales llamadas abrigadoras términas para estos casos. Ten mucho cuidado con utilizar los zapatos correctos, ya que no querrás tener los pies fríos y mojados en esta época.

Fuente: The Healthy Voyager

5- Calienta muy bien antes de comenzar. Por el clima frío tu cuerpo estará más rígido de lo normal, y si entras en actividades físicas muy pronto corres el riesgo de lesionarte.

Ahora ya sabes todo lo necesario para hacer tus ejercicios al aire libre en invierno. Puedes seguir disfrutando de correr por el parque o nadar en el lago siempre que cuides de tu integridad y seas responsable de tu cuerpo.

Con información de Web MD.


Síguenos en Facebook