5 Opciones fáciles para llevar el almuerzo a la oficina

Llevar la comida al trabajo puede resultar un problema.  A veces puede ser difícil transportar ciertos envases, o incluso se nos dificulta que se mantengan frescos o en buen estado ciertos alimentos. ¡Y ni hablar de las que pueden generar olores!

Resulta muy difícil tener como costumbre llevar nuestra propia comida al trabajo porque simplemente no contamos con el tiempo suficiente para prepararlas en casa, o no tenemos las habilidades culinarias para relizarnos un menú variado y que no nos aburra.

¡Llevar tu propio almuerzo es más fácil de lo que crees! No necesitas ser un chef experimentado, pero sí debes aplicar un poco tu inventiva para que puedes tener opciones divertidas que no te cansen por ser repetitivas.

También te puede interesar: 4 DESAYUNOS FÁCILES Y SENCILLOS DE HACER

Por eso te dejamos cinco opciones de comidas básicas que puedes alterar y alternar muy fácilmente para que nunca te quedas sin ideas a la hora de llevar tu comida al trabajo y así no tengas la urgencia de acudir a las comidas rápidas.

Fuente: Clarín

1- Tartas:

No ocupan más espacio que el de un plato mediano y lo mejor de todo es que las puedes rellenar con prácticamente lo que tu quieras. Puedne tener un toque dulce o salado y nucna se te acabarán las opciones para su relleno. Pueden ser de pollo con vegetales, o carne con papas y zanahorias; pueden ser vegetarianas con berengena o calabacín, incluso pueden ser de frutos secos y quesos. ¡Combinan con todo!

2- Ensaladas:

Es típicamente la comida saludable por excelencia, y con mucha razón. Las combinaciones de vegetales, frutas, semillas, verduras son infititas a la hora de preparártela. Las puedes hacer cocidas o crudas. Son rápidas de preparar y lo mejor de todo es que los aderezos nunca harán que te aburras de una buena ensalada. Puedes agregarle aceite de oliva, vinagretas, mostazas, yogures, quesos bajos en grasas, jugo de limón, lima, toronja y proteínas como pollo o atún. ¡Lo que se te ocurra!

VIDEO CORTESÍA DE I24WEB

También te puede ineteresar: PREPARA TUS ENSALADAS QUEMA GRASA

3- Pasta con vegetales:

Usualmente la pasta es asociada con comidas pesadas; pero eso ocurre solo cuando les agregamos salsas espesas o estofados. La opción más saludable y ligera es agregarle vegetales. Cualquier vegetal que se te ocurra combinará perfectamente con tu pasta. Agrégale tomates cherry, pepino, alfalfa, brotes de soja e incluso nueces.

4- Sándwiches:

Parece obvio; pero muchas veces se nos olvida que los emparedados prácticamente pueden ser de cualquier cosa y son muy prácticos. No importa el relleno que le pongas, siempre será delicioso y además, existen muchos tipos de pan para hacerlo una opción más saludable al común pan blanco. Puedes utilizar de cereales, de avena, de centeno, con ajonjolí, incluso con un toque de pasas para hacerlo dulce.

Fuente: VIX

5-Wraps: Lo mejor de esta comida es que puedes encontrar las tortillas para tus wraps ya listas, e incluso de sabores como de tomate y espinaca. Lo único de lo que te tienes que preocupar es por el relleno; que así como los sándwiches puedes ser de cualquier cosa que tu imaginación lo permita. Desde algo muy sencillo como cebollas, tomate y perejil, hasta con aderezos como humus de calabaza o puré de acelga.

¡Que cocinar no sea un impedimento para que lleves una vida saludable incluso en la oficina! Existen muchas alternativas rápidas, sencillas, y prácticamente con infididades de combinaciones para que puedas disfrutar de un buen almuerzo.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado