Cesa de comer compulsivamente con estos consejos

Todos hemos tenido momentos en los cuales nos cuesta lidiar con el estrés, las preocupaciones, e incluso los sentimientos. Está comprobado que científicamente el cuerpo y la mente puede acudir a la comida para obtener sensaciones de alegría y satisfacción inmediatas.

Comer nos hace felices y la sensación de saciedad nos provoca una ilusión de tranquilidad. Sin embargo, consumir alimentos fuera de nuestra dieta regular, fuera de horas, o simplemente en cantidades descontroladas puede que nos provoque posteriormente sobrepeso y todas las enfermedades que eso conlleva.

También te puede interesar: 3 CLAVES PARA ENTENDER EL TRANSTORNO DE ANSIEDAD Y QUÉ HACER PARA SUPERARLO

Fuente: Fitlife

Sí es posible controlar las urgencias de comer descontroladamente, tranquilizar la mente de la ansiedad y maneras más favorablemente las emociones:

1- Busca ayuda. A veces puede ser muy difícil tratar de controlar la alimentación anormal por uno mismo; en especial si sabemos que tenemos serios problemas emocionales. Es recomendable acudir a un consejero que también nos ayude con el manejo de la imagen corporal.

2- Evita las etiquetas. Haz oídos sordos a los prejuicios y las etiquetas como “soy una mala persona por hacer cosas malas”, la negatividad hará que vuelvas a comer y te internarás en un ciclo vicioso.

3- Tómate una pausa. Cuando sientas que debes comer fuera de tu horario habitual, apártate y pregúntate realmente si tienes hambre. La mayoría de las veces no centramos en lo que queremos comer y no por qué queremos comer.

4- Toma control de tu cuerpo. No utilices la comida como mecanismo de defensa ya que puedes perder el sentido de las sensaciones hambre o saciedad y siempre te vas a sentir con hambre.

5- Cambia el entorno. Solemos asociar el hambre falso con las rutinas, por lo tanto usa trucos para cambiarla. Por ejemplo, si siempre te sientas en un mismo lugar para comer, esconde esa silla o siéntate en un lugar diferente.

6- Escucha tus antojos con  moderación. Privarte completamente de algo que quieres comer puede hacer que luego la comas compulsivamente y en mayor cantidad. Si realmente tiene muchas ganas de comer algo fuera de tu rutina, permítete probar una pequeña cantidad.

Fuente: The Family Doctor

También te puede interesar: DILE ADIÓS A LA ANSIEDAD CON ESTOS 3 ALIMENTOS

7- Aléjate de los extremos. Tampoco es recomendable que tengas una dieta excesivamente restrictiva, comer compulsivamente y no comer casi son dos lados de la moneda que forman parte del ciclo vicioso y puedes estar pasando de una a otra peligrosamente. Mantén una dieta balanceada y que, sobre todo, te sacie.

De esta manera puedes evitar comer compulsivamente y mantener una vida saludable y equilibrada. Recuerda que nuestro cuerpo es tan importante como nuestra mente y también debes hacerle cariño a tus emociones. La alimentación descontrolada es usualmente un síntoma de algún problema emocional. ¡Cuídate e infórmate para ser bella por dentro y por fuera!

Con información de Web MD.


Síguenos en Facebook