¿Podemos adelgazar comiendo pasta?

Usualmente cuando hacemos alguna dieta o queremos comer sano, tendemos a eliminar las pastas de nuestros menús. Pero durante los últimos años han surgido muchas alternativas a la pasta de harina refinada, la cual es la que precisamente no nos recomiendan los nutricionistas.

La inventiva de los chefs ha hecho que ya este alimento no se nos mantenga prohibido en nuestra vida sana. Además, podemos aplicar ciertos truquitos en nuestra rutina diaria para que el hecho de comer pastas sea lo más saludable posible.

También te puede interesar: APRENDE CÓMO HACER PASTA CASERA SIN GLUTEN Y SIN HARINA DE TRIGO

Fuente: Cookpad

Sí es posible adelgazar comiento pastas, y aquí te damos algunos consejos para que no sufras a la hora de hacer tus regínemes alimenticios para bajar esos kilitos de más.

-Fibra, fibra y más fibra: Lo escencial es sustituir las pastas blancas con integrales ya que estas contienen mcha más fibra y proteínas. El problema para nuesta dieta entonces no es la pasta como tal, sino las harinas refinadas.

-Échale el diente: Otro truco mágico es cocinar las pastas al dente para que nos tomemos más tiempo comiéndolas y disfrutándolas. Al pasar más tiempo comiendo estamos más concientes de las cantidades que comemos y acostumbranos al metabolismo a una injesta balanceada, ya que si comemos como desesperados lo más seguro es que nos de indigestión o tendamos a repetir prociones.

-Agrega proteínas: La pasta sola no nos otorga los valores nutricionales que necesitamos, por eso lo mejor es acompañar esta comida con proteínas magras que, además, tienen la gran característica de que sacían más que solo la pasta.

-Mucho toque de verde: Usualmente la pasta se acompaña con una pequeña cantidad de algún vegetal; pero lo mejor que puedes hacer es agregar muchos vegetales y ensaladas que balanceen tu plato y así, comerás menos cantidad de pasta.

-Frena las salsas: Otro de los problemas de comer pastas son las grandes cantidades de salsas que llevan. Si es indispensable que tus pastas tengan algún aderezo asegúrate que sea uno preparado en casa y con la menos cantida de grasas, aceites y azúcar posible. Una pasta de tomate hecha en casa siempre será mejor que una comprada en lata.

-Agrega más: ¡Pero no más pasta! Puedes incluso agregar más agua y hacer una sopa de tallarines para quedar más saciada.

Fuente: Upsoci

-Engaña el ojo: Las pastas no precisamente tienen que ser siempre de harinas. Pueden ser hechas de vegetales. Sí, hay pastas de calabacín, de berengena e incluso pepino.

También te puede interesar: PREPARA ESTAS SALSAS SALUDABLES Y NO RENUNCIES A LAS PASTAS

Sin duda las pastas que en realidad no son precisamente pastas son la mejor opción para adelgazar. Es fácil no renunciar a las comidas que más nos gustan siempre y cuando sepamos las porciones correctas y sustitutos que disfrutemos consumir.

Con ifnormación de Ok Diario.


Síguenos en Facebook