Inspírate para tener una vida saludable en Navidad, ¡aún estás a tiempo!

La verdad es que nunca es tarde en el año para comenzar a tener una vida saludable. La Navidad no debería ser un impedimento; aunque no lo creas, las cenas, los postres, las fiestas, por sí solas no son las causantes de que no podamos perder peso.

Lo primero que debemos preparar es la mente, ya que tener una vida saludable va más allá que una simple dieta y debemos hacer un cambio de estilo de vida.

¿Pero por dónde empezar? Este camino puede ser muy confuso y difícil, sobre todo si no sabemos qué cambiar primero para partir de allí. Por eso te dejamos algunos consejos para que comiences a perder peso aunque estemos en pleno festejo decembrino.

También te puede interesar: Sacúdete estos malos hábitos y comienza a adelgazar

1- Piensa a largo plazo

Recuerda que el objetivo no es ir de dieta en dieta por siempre, sino hacer cambios definitivos pero progresivos que nos duren toda la vida. Por eso debes tener presente que será un proceso largo. ¿No te has dado cuenta que perder los primeros kilos siempre es más fácil que eliminar el último par?

Así que mentalízate a que al principio te será sencillo, pero mantener el estilo de vida y crear las costumbres son el verdadero reto. En esto debes concentrarte.

2- Primero se van los líquidos y luego la grasa

Así como lo mencionamos antes, lo primero que vas a perder cuando haces dieta son los kilos de líquidos; sobre todo si haces un régimen de consumo de muy pocas calorías. Por eso lo mejor es hacer una alimentación balanceada junto con ejercicios regulares.

Si no comemos o si comemos muy poco, el cuerpo pensará que la dieta es algún tipo de ayuno y comenzará a almacenar grasa en vez de perderla; además acudirá a las reservas de energía de los músculos antes de quemar las grasas.

La única manera de eliminar el verdadero peso que nos sobra, es haciendo ejercicios para deshacernos de la grasa.

3- Equilibrio

Para adelgazar sin poner en riesgo la salud debemos tener una dieta balanceada, esto quiere decir que hay que mantener un aporte proporcionado de proteínas, carbohidratos y grasas en nuestro menú.

Así que el secreto para bajar de peso no es eliminar alimentos, sino agregarlos en porciones adecuadas y equilibradas.

4- Debemos decirle adiós a la comida chatarra

El problema es que somos adictos a las comidas que son muy calóricas pero poco nutritivas como los chips, las papitas, los refrescos, los dulces, incluso el alcohol. Debemos alejarnos de ellos por completo o consumir realmente muy poco; pero sobre todo debemos tener un control de lo que consumamos para no pasarnos de calorías.

5- Bebe agua

Al controlar el número de calorías que comemos verás que inevitablemente se reducen las cantidades de comidas, y ya que la principal fuente de agua que consumimos proviene de los alimentos, debes ahora beber más para mantenerte hidratado.

El beber agua no solo te ayudará a mantenerte sano, sino que te hara sentir más saciado y con más energía.

6- Controla las meriendas

Un buen plan de alimentación de recomendará tomar algunas meriendas entre comidas para mantener activo el metabolismo y para que no te den ataques de hambre. Sin embargo no debes confundir esto con cualquier merienda y snack.

Las meriendas deben igualmente tener proteína, carbohidratos y grasas; pero en menores cantidades que una comida. Debes saber que hay alimentos que contienen todas estas propiedades y que son buenas meriendas; como vegetales, nueces, yogur y frutas.

7- Aléjate de las comidas precocinadas

Toma el control de tu cocina y tus alimentos, por eso no recurras a alimentos ya listos, primordialmente porque no sabemos realmente qué ingredientes contienen y usualmente suelen tener conservantes, grasas y azúcares muy poco saludables.

También te puede interesar: ¿El truco de la Bella Durmiente?  Cinco tips para hacer en la noche y bajar de peso

8- Haz ejercicio

No puedes escapar de esto, si quieres ser una persona totalmente saludable debes evitar a toda costa tener una vida sedentaria. La única manera de quemar las grasas es haciendo ejercicio, ya que el objetivo de ser saludable es ganar fuerza y también mantener los músculos en buen estado.

No podrás perder peso si no quemas más calorías de las que consumes.

Ya tienes unos buenos tips para comenzar una vida saludable. Ten paciencia y sé constante. Pronto lo lograrás.
Con información de Sabor Mediterráneo.


Síguenos en Facebook