10 Consejos para comenzar el año con una buena actitud hacia la alimentación

Este año nuevo es una oportunidad para comenzar a dar un giro a tu vida, y ponerla en dirección a la alimentación saludable. ¿Pero cómo comenzar?

Tener una vida saludable no es solo hacer dieta; sino que se trata de un cambio de estilo, rutina y hábitos. Pero esta transformación es difícil, es un proceso lento que necesita mucha constancia y fuerza de voluntad.

¿Cómo hacerlo sin perder la cabeza ni sufrir un ataque de ansiedad? Para que logres este gran objetivo te recomendamos que adoptes estos 10 tips para comenzar el año con una buena actitud y transformes tus hábitos alimenticios.

También te puede interesar: ¡Toxinas fuera! 12 Trucos detox que puedes hacer todos los días

1- No renuncies a ninguna comida

Sé consciente que puedes comer todas las comidas que disfrutas; pero el secreto es hacerlo en cantidades pequeñas y porciones controladas. Lo peor que puedes hacer es ser muy estricto y quitarte por completo todo lo que te gusta para luego romper la dieta y ganar el peso de nuevo porque comiste compulsivamente al no estar satisfecha.

2- Siempre ten un plan

Este punto tiene que ver con comer afuera o cuando tienes un almuerzo con amigos o familiares; ordenar siempre el pollo  la plancha con los vegetales al vapor sería muy aburrido; y de seguro que no te divertirás ni un poquito. Por eso siempre debes tener un plan: si ya sabes que vas a comer fuera, entonces mantén todo el resto del menú del día súper ligero para compensar.

Integra en tus otras comida mucha fibra, cereales integrales, frutas, vegetales, nueces y semillas. De esta manera ese plato con muchas calorías no arruinará por completo tu dieta y podrás continuar feliz y sin culpa.

3- Olvídate de contar calorías

Deshazte de esa obsesión de contar las calorías de todo lo que te comes; es mejor que te concentres en los alimentos  buenos para ti. Son más valiosas las características nutricionales de cada comida que la cantidad de calorías que aportan.

Los alimentos saludables mantendrán tus niveles de azúcar controlados por lo que no tendrás ataques de hambre y te sentirás más llena por más tiempo.

4- No comas comidas aburridas

Todo el mundo puede coincidir en que los vegetales hervidos llegan a ser muy aburridos de comer; pero esto no tiene por qué ser así. Tómate el tiempo de cocinar los vegetales con especias que le den sabor, agrega aceite de oliva, diferentes tipos de cayena, ajo, curry. Hay muchas maneras de sazonar los alimentos para que tengas mucho sabor.

También puedes invertir en algunos instrumentos de cocina que te faciliten innovar los platos, como por ejemplo un cortador para hacer espaguetis de vegetales como el zucchini; le colocas una salsa de tomate por encima y algo de queso y parecerá que estás comiendo pasta.

5- Organízate y haz “prep meals”

Tómate un día por semana para hacer todas las comidas de la semana y guardarlas para que las tomes cuando quieras comer. Es más probable que acudamos a alimentos ya preparados que sean saludables; ya que si no hay nada hecho y debemos cocinar, acudiremos a opciones rápidas con muchas calorías, grasas y químicos.

Así que prepara el almuerzo de la semana y guárdalos en envases individuales. O mantén siempre un frasco de hummus y unas tortillas para un rico snack.

6- Almuerza como un rey

Siempre nos han dicho que debemos desayunar en grande; pero puede que a esa hora no estés muy hambriento y que son solo una pequeña porción estés satisfecho. Si este es tu casos entonces puedes comer un almuerzo grande, es el mejor momento para aprovechar todo el funcionamiento del sistema digestivo. Además no estarás tan hambriento para la noche y no comerás tan pesado antes de ir a la cama.

7-  No te juzgues

Deshacerte de la culpa al comer hará que disfrutes el proceso de comer y por lo tanto podrás tomar decisiones saludables e inteligentes a la hora de elegir los alimentos.

8- Cómete un arcoiris

Mientras más colorido sea tu plato, más saludable será. Además, será mas apetitoso de comer.

9- Ten snacks a la mano

¡Pero snacks saludables! Si no tienes una fuente saludable para tomar una merienda lo más seguro es que salgas a comprar cualquier cosa que te sacie el hambre. Aquí es cuando comenzamos a tomar malas decisiones y terminamos comiendo algo con muchas calorías.

También te puede interesar: ¿Pasas mucho tiempo frente a la computadora? Puedes hacer estos ejercicios

10- Piensa en la regula 80/20

Esto quiere decir que más del 80% de tu comida debe ser lo más saludable posible, mientras el otro 20% puede salirse un poco de tu dieta. De esa manera te mantendrás positivo y te darás pequeños gustos.

Así que ya tienes 10 maneras de mantenerte saludable y comenzar el año con buen pie. Tener un plan alimenticio saludable no tiene por qué ser difícil ni aburrido. La clave no es vivir a dieta sino hacer decisiones inteligentes y hacerlo divertido.

¡Buena suerte!

Con información de Health.

También te puede interesar: ¡Acaba con el hambre y adelgaza!

Video cortsía de i24Web

Los jugos y batidos son buenas opciones para incluir en tu dieta y potenciar tu salud.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado