¡Cero ataques de hambre! 12 Meriendas para llegar saciada a la cena

Si prácticamente rezas todos los días para que llegue la hora de la cena, te debe estar faltando una buena merienda de media tarde.

Aunque quieras perder eso, no es bueno negarle comidas al cuerpo, sobre todo si te las está pidiendo a gritos. Claro siempre debes ofrecerle al organismo la mejor opción y la más saludable. De hecho es recomendable que comas seguido durante el día para que mantengas el metabolismo acelerado y para que, precisamente, no te den atacones de hambre.

Por esto te dejamos 12 buenas opciones de meriendas que puedes tener en las tardes para que esperes la cena con calma.

También te puede interesar: Cero carbohidratos: Merienda con estos rollitos de puras fresas

1- Pudín de avena

La avena no suena muy apetitosa pero todo cambia cuando puedes preparar un pudín de avena con leche y frutos secos o frescos.

Solo debes agregar leche caliente, incluso vegetal, y cocinar la avena hasta que tenga una consistencia de papilla, agrega un poco de canela y un pequeño puñado de frutos secos para darle ese toque dulce. También puedes preferir las frutas frescas como banana o fresas.

2- Bocados de calabaza

Puedes tener unos bocaditos de calabaza perfectos para antes de hacer ejercicio ya que son energéticos. Solo debes mezclar juntos hojuelas de avena, semillas de calabaza, puré de calabaza, miel, especias de pie de calabaza y frutos secos. ¡Listo! Hazlos unas bolitas y ya tienes tus bocados.

3- Tostada con paté de zanahoria

Para esta merienda solo debes hacer un puré de zanahoria cocida y mezclarlo con jengibre, aceite de oliva extra virgen y semillas de sésamo. Unta el paté en una rodaja de pan integral tostado y listo.

4- Crep con jamón y queso

Puedes hacer tu receta de creps favorita y rellenarla de queso y jamón bajos en grasas.

5- Smoothie de almendras y plátano

Solo debes licuar unas bananas congeladas, echarle un puñado de almendras y tendrás un smoothie tan delicioso y saciante que podrás incluso llegar a la cena sin apetito.

6- Huevos y pan

Una buena y completa merienda sería tomar un huevo tibio con una rodaja de pan, si es integral, mejor.

7- Pudín de avena, chía y mango

Si prefieres mezclar tu avena con semillas y algún sabor exótico. Intenga esta opción con semillas de chía y trozos de mango. No creo que hayas probado tu avena antes así.

Foto: Objetivo Bienestar

8- Brochetas de frutas

Solo debes colocar en un pincho varias frutas frescas cortadas y tendrás una merienda rápida, natural y variada.

9- Barras energéticas

Son la mejor opción rápida y para llevar en la cartera. No hay nada más fácil que abrir una de estas que vienen en paquetes cuando se tiene hambre. Podemos encontrar infinidad de sabores y formas en el mercado. Incluso puedes hacerlas caseras.

10- Bocadillos de jamón, rúcula y queso

Sólo toma una rebanada de pan integral, pártelo en dos y unta una parte con queso crema bajo en grasas, pon una lonjita de jamón serrano y una rama de rúcula, pon el otro pedazo de pan encima y ya tienes tus bocadillos muy chic y deliciosos.

11- Cereal integral

Los cereales integrales con leche no son solo buenos como desayunos, también los puedes comer como snacks. Asegúrate de que no contengan azúcares y sean lo más naturales posibles.

También te puede interesar: Se acabaron las vacaciones y es hora de hacer estas 3 meriendas saludables para la vuelta a clases

12- Yogur griego

El yogur gresso es un perfecto snack porque contiene muy poca grasa. Si no te gusta mucho su sabor puedes mezclarlo con frutas, nueces o frutos secos.

Es imposible aburrirse con todas estas opciones de meriendas. Además de ser muy originales seguramente te mantendrán totalmente calmada para esperar la cena sin un ataque de hambruna.

Prueba estas alternativas de snacks y de seguro te sentirás más saludable que nunca.

Con información de Objetivo Bienestar.

 


Síguenos en Facebook