5 Maneras de superar las ganas de comer dulce sin sufrir un ataque de ansiedad

Mi experiencia personal es que no puedo tener algún problema porque surge un ataque de ansiedad. ¿Algo importante que hacer? Ataque de ansiedad. Si quedo con verme con un amigo que no he visto en años; ataque de ansiedad.

Así que no es sorpresa que la decisión de dejar el azúcar pueda provocarnos… ¿qué? Sí, respuesta correcta: un ataque de ansiedad. Dejar el azúcar, sobre todo si estás muy acostumbrada a consumir dulces con regularidad, ocasionará una respuesta del cuerpo de alerta para tratar de reponer de inmediato las fuentes de azúcar a las cuales está acostumbrado; y este estado de crisis tiene una fuerte influencia sicológica.

Si hemos tomado la decisión de acabar con los ataques de hambre de dulces, debemos comenzar a incorporar ciertos hábitos saludables a nuestra rutina, de forma que progresivamente eliminemos por completo las ganas de comer azúcar sin que nos dé un ataque en el proceso.

También te puede interesar: 10 Formas de adelgazar tu cuello y cara

1- Evita comer azúcar en el desayuno

En verdad el azúcar refinada no aporta ningún beneficio al cuerpo, y si lo comes en el desayuno estarás empezando el día muy mal, porque los dulces nos causan una adicción similar a las de las drogasComenzar temprano con este mal hábito solo hará que queramos comer más a lo largo del día.

Mejor comienza tu día con  un desayuno alto en fibra, proteína y que contenga carbohidratos integrales.

2- Come más a menudo

Una manera de evitar los ataques de hambre que solemos calmar con comidas llenas de azúcar, es comer cada tres o cuatro horas. De esta manera mantenemos el hambre bajo control.

3- Bebe mucha agua

Los ataques de hambre suelen ser una manera del cuerpo de decirte que estás deshidratada. Las señales de sed y hambre son similares, y a veces, es difícil diferenciarlas. Así que la próxima vez que quieras un helado, mejor prueba con beber un vaso de agua bien fría, lo más probable es que tengas sed y poco a poco el antojo desaparecerá.

4- Come más proteína

Consume más proteínas en cada comida ya que te  ayuda a permanecer más tiempo sin la sensación de hambre, ya que al cuerpo le toma más tiempo digerirla, lo que nos ayuda a mantenernos llenos por  períodos más largos, y a mantener nuestros niveles de insulina nivelados.

También te puede interesar: ¿Cómo comer afuera sin arruinar la dieta en el intento?

5- Busca una distracción

No sé tú, pero he caído en el error de comer dulces cuando estoy aburrida. Usualmente, un momento de ansiedad solo dura 60 segundos y si distraes tu mente haciendo algún tipo de actividades como salir a caminar, limpiar la casa o llamar a un amigo, ese antojo se desvanecerá. No importa lo que hagas, pero haz algo.

Manteniendo hábitos saludables muy pronto verás que ni siquiera te hace falta el azúcar procesada. Lo mejor de todo, es que existen muchos sustitutos naturales al azúcar que también nos endulzarán el día.

La clave del control de tu vida está en la moderación. Aplica estos consejos y despídede del azúcar blanca y los ataques de ansiedad.

Con información de Univisión.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado