Nada de pesadez estomacal para este 2018: Cinco maneras de mejorar tu salud digestiva

Afortunadamente tenemos frente a nosotros un nuevo año para comenzar a ocuparnos de nuestra salud, y el sistema digestivo es un buen lugar por el cual iniciar. Si te sientes inflada, constipada, con calambres estomacales o tienes que salir corriendo para llegar al baño, seguramente es hora para que le des un cariñito a tu barriga.

Empieza entonces a ponerle más atención a tu alimentación y mejora la salud de tu sistema digestivo con estos sencillos hábitos a aplicar en tu rutina.

También te puede interesar: ¡Desínflate de una vez por todas! Cómo deshacerse de la hinchazón estomacal en cuatro pasos

1- Modera tu consumo de omega 6

En general, mucho consumo de alimentos que contienen el aceite omega 6 puede causar algunos problemas en el correcto funcionamiento del sistema digestivo. El omega 6 se encuentra en las comidas que contienen grasas poliinsaturadas como nueces y aceites. Aunque sí necesitamos esta sustancia en moderación para aprovechar sus beneficios para la salud cardiovascular, debemos siempre comer cuidando las porciones de nueces, mantequilla de nueces , aceites vegetales, semillas, incluso la del acai.

2- Consume más comidas fermentadas

Las comidas fermentadas proveen de fibra y de bacterias buenas para el sistema digestivo y los intestinos. Sí, leíste bien, nuestro cuerpo necesita de bacterias que nos ayudan a completar el proceso de digestión de alimentos.

Puedes acudir a alimentos fermentados como el kimchi, zanahorias, guisantes, yogur, kéfir, garbanzos, miso, incluso el té de kombucha, una infusión rica de probióticos.

3- Busca alternativas saludables

Estar enfermos del estómago no quiere decir que inmediatamente tenemos que limitar todos los alimentos. De hecho, a cada persona le afectan las comidas de manera diferente, lo que quiere decir que poco a poco debes ir probando cuáles son los alimentos que te caen bien y cuáles son los que te enferman.

Así que busca sustitutos a los alimentos que te causan malestar por otros con características diferentes; por ejemplo, a muchos adultos les cuesta digerir los productos lácteos, así que mejor busca leche sin lactosa o de almendras para echarle a tu café.

4- Los probióticos son tus amigos

Los probióticos están recomendados para ajustar nuestro sistema a comer nuevas comidas. Los probióticos son bacterias buenas que nos ayudan a balancear y controlar las bacterias que sí son dañinas en nuestro cuerpo. Entre otros beneficios también se pueden contar que mantienen la salud de la piel y los órganos reproductivos y previenen la gripe y resfriados.

También te puede interesar: Dos infusiones para aliviar los síntomas de la acidez estomacal

5- Evita los endulzantes artificiales

Por mucho que nos encante beber tés con edulcorantes, estos ingredientes artificiales no nos están haciendo ningún favor en nuestra salud intestinal. En especial, porque algunos estudios han comprobado que favorecen el crecimiento de bacteria mala que convierte los alimentos que consumimos en grasa; y ya sabemos los problemas de salud que nos puede traer tener exceso de grasa en el cuerpo.

Elige entonces ingredientes naturales como miel, stevia y melaza para darle un toque dulce a tus comidas y bebidas.

Ya tienes cinco hábitos sencillos pero importantes que te garantizarán tener un sistema digestivo más sano. Recuerda que la clave es escuchar a tu cuerpo y prestar mucha atención a su comportamiento, ya que podemos reaccionar de diferentes maneras a las comidas.

Con información de The Every Girl.

 


Síguenos en Facebook