¡No te obsesiones! 5 Tips para adelgazar sin perder la cabeza en el intento

Ya de por sí el proceso de adelgazar es estresante, las modificaciones en la dieta, el cansancio que provocan los ejercicios, incluso los cambio de humor nos pueden provocar un estado de angustia. Y es que la parte psicológica también tiene un gran peso a la hora de llevar un buen estilo de vida saludable.

No te preocupes si te pasaste de algunos kilos en Navidad, no es una razón para que no puedas dormir en las noches. Así que deja el psicoterror, relájate un poco ya que te recomendamos estos 5 trucos para que vuelvas a tu peso ideal sin que te de un ataque de ansiedad.

También te puede interesar: 10 Pensamientos tóxicos que tenemos en el gimnasio ¡Detente ahora!

1- Convierte tu objetivo en mini-metas

Ver el objetivo principal puede resultar un poco abrumador; a veces lo único que necesitas es refrescar tus metas y fijarte nuevas estrategias. ¿Quién no está cansada de verse al espejo y decirse a sí misma que tiene que adelgazar? Así nadie se anima.

Pues lo que necesitamos es convertir ese gran objetivo en mini metas de corto plazo más reales.

Así que en vez de “adelgazar”, por qué mejor no te propones que te queden tus jean favoritos de nuevo, comer un menú vegetariano por una semana, correr un maratón 5 k al final del mes. Al final todos estos logros te darán más motivación y a la vez estarás logrando bajar de peso.

Hazte un plan de mini metas y cíñete a seguirlo.

2- Sin prisa pero sin pausa

Llegar a tener un estilo de vida saludable requiere un proceso de adoptar nuevos hábitos que se conviertan en una nueva manera de vivir. Los hábitos no se obtienen rápidamente, sino que hay que dedicarles tiempo, esfuerzo y dedicación.

La clave está en la constancia y en prestar atención a los detalles, por eso ser saludables nos llevará un buen tiempo. Así que concéntrate en en el proceso y desarrollo como tal, ya que la meta final valdrá la pena la espera.

3- El ejercicio se adapta a ti; no al revés

Seguramente te habrán dicho que el pilates es lo máximo; que el pole dancing es el último grito de la moda; que todas las celebridades hacen TRX. Pero la verdad es que si a ti no te gusta nada de eso pues no te deberías obligar a practicarlo.

El secreto de hacer que el ejercicio se vuelva una rutina es la constancia, y si haces algo que no te gusta seguramente lo abandonarás pronto.

No te preocupes si has probado las mil y un clases en el gimnasio, hay un ejercicio para ti y solo debes tomarte el tiempo en encontrarlo.

4- Dale un respiro a la cuenta de calorías

Realmente contar las calorías puede llegar a ser una obsesión; pero realmente lo que diga tu organismo no necesariamente responde a la cantidad de calorías que consumas. Cada cuerpo es diferente y cada quien reacciona de forma distinta a los alimentos, los ejercicios, las dietas.

Además, nunca será lo mismo comer una fruta a un dulce que contenga la misma cantidad de calorías, siempre es preferible la fruta, incluso aunque tenga más calorías que un pedacito de chocolate de leche, por ejemplo.

También te puede interesar: 15 Trucos para comprar saludable cuando vayas al supermercado

5- Bájate de la báscula

No te peses todos los días, el peso no es el único indicio de tus logros; además, se puede convertir rápidamente en una obsesión como las calorías.

De hecho, aunque tengas una dieta saludable y hagas ejercicios de manera regular, es probable que el algún momento hasta subas de peso ya que los músculos son más pesados que la grasa.

Es preferible que te peses cada dos semanas bajo las mismas condiciones, en el mismo lugar y la misma hora.

Toma la riendas de tu vida saludable y no dejes que la obsesión y el estrés te controlen. Primero debes quererte como eres para poder pasar por cualquier proceso para mejorarte. No te centres en cambiarte, sino en ser la mejor versión de ti misma. Y así como tu cuerpo requiere dietas y ejercicio, la mente también te pide paz y tranquilidad para poder funcionar correctamente.

La mejor manera de comenzar a adelgazar es teniendo una mente clara y relajada.

Con información de Fucsia.

 


Síguenos en Facebook