¡Tú puedes! 5 Tips para continuar con tu entrenamiento sin abandonarlo

Si te sientes relacionada con la idea de que comenzar un entrenamiento no es lo difícil, sino mantenerlo en el tiempo, entonces este artículo es para ti.

Usualmente cuando comenzamos a hacer ejercicios estamos muy motivadas, tenemos energía y arreglamos nuestra rutina para que tengamos el tiempo necesario. Pero poco a poco nos damos cuenta que seguir con el ritmo es un verdadero reto, ya no tenemos las mismas energías, es difícil mantener el hábito con nuestras otras responsabilidades y parece que se nos agota la motivación.

Estos problemas no deberían ser el común denominador, ya que podemos empoderarnos con ciertas prácticas para que nunca nos falte el ejercicio en nuestra vida saludable. Aquí te dejamos cinco maneras para fortalecer tu compromiso y no abandones la actividad física cuando estés down en motivación.

También te puede interesar: Cinco consejos para crear el hábito de hacer ejercicio en el 2018

1- Enfócate en las partes más que en el todo

Cuando tengas un día particularmente difícil, enfócate en el próximo paso de tu progreso y no en todo el proceso en general, ya que puede llegar a ser abrumador. Por ejemplo, mientras estés corriendo y ya no puedas más con las piernas, motívate a continuar hasta que se acabe la canción que estás escuchando, o si estás haciendo repeticiones de ejercicios dite a ti misma que puedes llegar a terminar la serie. Así en pasos pequeños todo se vuelve más fácil de lograr.

2- Usa metas de vida para motivarte

Puedes recompensarte con algunas metas de vida fuera del gimnasio, puedes pensar en que si duras un mes en el gimnasio podrás tomar esas vacaciones que tanto quieres, o si corres ese maratón de 10 kilómetros te comprarás el vestido que siempre has querido. Mantente motivada a realizar tus ejercicios con otros objetivos fuera del gimnasio, de manera que el esfuerzo se desvanezca frente a la recompensa.

3- No estás sola

Cuando vayas a tus clases de ejercicios llévate a otras personas contigo, busca un compañero de rutina. O incluso puedes elegir a una persona que esté en la clase y proponerte tener mejor resultados que ella, o hacerlo más intensamente, de manera que superes todo lo que hace. Tener amigos que hagan las mismas actividades que tú te aportarán positividad y se apoyarán mutuamente.

4- Toma una buena posición

Si quieres dar el todo por el todo en esa clase de spinning, entonces toma la posición cerca del instructor, donde todos te puedan ver y no tengas chance de bajar el ritmo. Los que eligen estar en la parte de atrás del salón suelen tener oportunidades de descansar si así lo quieren.

5- Haz comunidad

Llega a conocer a la gente de tu clase o tu equipo, se alimentarán mutuamente de energías y seguramente harán que los ejercicios se vuelvan una actividad divertida a la cual siempre querrás ir.

La clave de una vida saludable y una rutina activa es crear conexiones, si no encuentras motivación dentro de ti siempre puedes acudir a otras personas a que te ayuden a volver a tomar el curso.

Quién sabe, tal vez inspires a otras personas a seguir tu camino para mantenerte en forma,

Con información de The Reset.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado