Escápate de vez en cuando! 9 Razones por las cuales no deberías ir al gym todos los días

Si bien es muy bueno hacer ejercicios de manera regular; también es muy fácil verse un poco obsesionado con las visitas al gym. Y así como todos los extremos son malos, hacer mucha actividad física sin descanso no es muy beneficioso para tu salud.

De hecho, dentro de tu calendario de régimen no solo deberías tener anotados todos los ejercicios y rutinas que vas a ahacer durante la semana, o las partes del cuerpo que vas a trabajar, sino que también debería estar contemplados algunos días de descanso.

También te puede interesar: 5 Maneras de mantener tu rutina fitness mientras viajas

Si esto no te convence, aquí te dejamos 9 razones por las cuales no deberías ir al gimnasio todos los días.

1- Tus músculos crecen cuando descansas

Ejercicios como levantar pesas provocan una pequeñas desgarraduras en los músculos, y la única manera de que sanen es descansando. Este proceso de reparación es lo que hará que tus músculos sean más fuertes que antes. Si bien es importante que ejercites tu masa muscular para estimular las proteínas necesarias que la hará crecer, es de igual importancia que le des a tu cuerpo el tiempo necesario para que se recupere.

Pero si estás preocupado no te estreses, ya que este tiempo solo debería ser hasta que ya no te ardan las zonas que ejercitaste.

2- Puede que te estanques en tu pérdida de peso

Hacer ejercicios con mucha frecuencia usualmente hace que perdamos muchos kilos; pero la mayoría de nosotros no sabemos que también puede causar el efecto contrario. Ya que el organismo posee mucho mecanismos de autodefensa, ejercitarte de más hará que te estanques en tus objetivos de adelgaza y algunas veces incluso puede causar que aumentes de peso; y no precisamente peso del crecimiento de los músculos.

Es el exceso lo que causa que el cuerpo responda de maneras extremas.

3- Puede afectar el ciclo menstrual

A pesar de todo lo que puedas pensar, la ausencia del ciclo menstrual es un indicador de que algo no está bien en tu cuerpo. Piénsalo así: la presencia del ciclo menstrual regular te indica que estás en condiciones saludables para que pueda crecer un bebé dentro de ti. Así que si desaparece por 3 meses o más, esto puede ser un problema para tu metabolismo. Adempas, la caída en los niveles de estrógeno también podrían causar pérdida de masa ósea, haciéndote más susceptible a las lesiones.

4- Causa problemas para dormir

¿No puedes conciliar el sueño? De seguro es porque estás exagerando con tus ejercicios, incluso el necesitar mucho tiempo de sueño para poder recuperarte es igual de problemático que el no poder dormir, incluso cuando te sientes muy cansado.

5- Cambia tu humor

No es secreto que el ejercicio regular es un gran remedio contra la depresión. Pero mucho ejercicio puede tener el efecto contrario, causando ansiedad y estrés por los itinerarios de tu rutina. También puede causar depresión ya que siempre estarás agotada y adolorida.

6- Más apetito

Es obvia la relación del ejercicio con el hambre, el cuerpo quiere recuperar las energías que acabas de usar durante los ejercicios, así que por eso sales hambrienta del gimnasio. Así que mientras más ejercicio hagas, más hambre tendrás.

7- Te sentirás cansada todo el tiempo

Es verdad que nos sentimos energizadas después de hacer actividad física; pero hacer más ejercicio no significa que tendremos más energía. Si te das cuenta que siempre te duele el cuerpo, si estás cansada, con sueño, fatigada y apenas te puedes mover, de seguro estás haciendo mucho ejercicio.

Escucha a tu cuerpo, tal vez nos sintamos así al principio, pero esta sensación no debería ser tan fuerte cuando nos hayamos acostumbrado al hábito de hacer ejercicio.

8- Síndrome del quemado

Este síndrome se asocia a las personas que ya han tenido mucho de un trabajo y no pueden más con su cargo. Algo parecido puede suceder con tus ejercicios. Es mejor comprometerse a una rutina que se adapte a tu vida y a tus hábitos; si no, puedes sufrir del Síndrome y querer abandonar tus ejercicios muy pronto porque sentirás que no puedes con ellos.

El ejercicio debe convertirse en parte de nuestra vida no en el centro de ella y debería hacernos felices; por eso debes encontrar un balance entre tus amigos, trabajo, familia y gimnasio.

También te puede interesar: Si quieres adelgazar evita estos 10 errores a la hora de preparar el desayuno

9- Se come tu tiempo libre

Qué bueno que quieras ocuparte de tu salud física, ¿pero qué hay de tu salud mental, social, familiar?

¿Cuándo pasarás tiempo con tus amigos, o tendrás tiempo para leer un libro o hacerte un masaje? Cuando los ejercicios consumen todo tu tiempo libre, entonces estás tomando las cosas muy al extremo, y deberías buscar el equilibrio.

Ya tienes 9 buenas razones para no ir al gimnasio todos los días. Pero no las comiences a utilizar como excusa; lo importante es que encuentres el balance en tu vida saludable y que no te obsesiones con las actividades que hagas, ya que puede ser similar a sufrir de alguna adicción.

Toma el control de tu vida saludable y no dejes que el gimnasio te controle a ti.

Con información de Shape.

También te puede interesar: Esto es lo que pasa si no tomas agua | i24web

Video cortesía de i24Web.


Síguenos en Facebook