Sin cocinar: Barras energéticas de chocolate y café con mucha proteína

Enfrentémoslo, la cocina no está hecha para todas nosotras, algunas tenemos el don y otras no tanto. Sin embargo, todavía podemos destacarnos preparando comidas muy deliciosas y saludables sin prender una estufa ni el horno.

Si esto te parece imposible, pues entonces debes detenerte y preparar esta receta de barras energéticas al estilo mocha; con chocolate y café. Y casi por arte de magia no tendrás que cocinar ni hornear nada. ¿Te animas?

También te puede interesar: Dale un brillo de juventud a tu piel con este batido de colágeno y menta

Para hacer estas barras energéticas necesitarás:

  • 2 tazas de hojuelas de avena
  • ¼ de taza de proteína en polvo, puede ser con sabor a chocolate o café
  • ⅓ de taza de cacao en polvo
  • 1 taza de mini chips de chocolate oscuro
  • ½ taza de semillas de chía
  • 3 cucharadas de semillas de linaza molidas
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • ½ taza de cerezas secas
  • ½ taza de café
  • 1 taza de mantequilla de maní
  • ¼ de taza de miel

Para hacer tus barras energéticas solo debes comenzar colocando en una licuadora 1 y ½ taza de avena hasta que obtengas una consistencia de harina. Luego, en un envase grande, combina la avena con las hojuelas enteras que te quedan, el polvo de proteína, el cacao, ½ taza de chips de chocolate, las semillas de chía, la linaza y las cerezas.

Por otro lado, en un bowl separado, combina el café, la mantequilla de almendra y la miel. Luego agrega esta mezcla a los ingredientes secos y combina hasta que todo esté integrado.

Engrasa una bandeja de unos 27 cm por 17. Vuelva y extiende la masa cremosa en la bandeja.

Derrite los chips de chocolate que te quedan en el microondas y bate bien para que no queden grumos; luego arrójala sobre las barras en la badeja y distribúyela igualitariamente por toda la superficie con una espátula.

También te puede interesar: Smoothie vegano: Batido verde kiwi al estilo paleo para una mejor digestión

Cúbrelo con papel aluminio y métela en la nevera de un día para otro. Cuando esté firme, desmóldalo y córtalo en 12 barras.

¡Listo! Ya puedes disfrutar de una barra con mucha energía cada vez que vayas al gimnasio o incluso cuando termines de hacer tus ejercicios. Las puedes conservar en la nevera dentro de un envase hermético.

¿Ves que puedes disfrutar de unas barras energéticas con tus ingredientes favoritos sin dejar de ser fitness?

Con información de Skinny Ms.

También te puede interesar: Pizza sin horno | i24Recetas

Video cortesía de i24Web.


Síguenos en Facebook