Comida de bebé en casa: Haz tu propia compota de manzana sin preservantes ni azúcares refinadas

Todas las mamás saben que la mejor comida para su bebé es la que se hace en casa. Sí, las compotas ya empacadas pueden ser muy convenientes, ¿pero realmente sabes cuáles con los ingredientes que contienen?

Muchas de las comidas que adquirimos en los mercados poseen altos niveles de azúcares agregadas, preservantes, químicos, colorantes y saborizantes artificiales. Así que muchos de los alimentos que compramos no sé parecen en lo más mínimo a su versión natural.

También te puede interesar:  ¡Vence al frío! Bebe este té de vinagre de manzana para combatir la gripe y sinusitis

Toma en control de tu dieta y la de tu bebé, por eso te recomendamos esta receta de compota de manzana sin preservantes ni azúcares refinados.

Foto: J. Cathell

Para hacer esta compota de manzana necesitarás:

  • 8 manzanas verdes
  • 1 taza de agua
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de aceite de coco o ghee
  • Canela al gusto
  • Azúcar de caña de coco al gusto o stevia

Para esta receta el azúcar de caña y la canela son opcionales; pero si prefieres un sabor dulce y no ácido como el de las manzanas verdes, te recomiendo agregar un endulzante natural como el azúcar moreno sin procesar, de caña, stevia, miel o incluso un puré de dátiles te servirá. No queremos las calorías vacías del azúcar blanca.

Procede a pelar las manzanas y a rebanarlas, desecha el corazón de las manzanas; puedes guardar la cáscara para hacer un agua saborizada.

En una olla, coloca el aceite de coco para que se engrase bien a fuego medio bajo. Agrega el agua y el jugo de 1 limón. Añade las mañanazas y remuévelas constantemente. Te darás cuenta que mientras se van cocinando se pondrán suaves, así que ve machacándolas con un tenedor para crear un puré de manzana.

Sabrás cuando esté lista tu compota cuando ya tengas todas las manzanas machacadas sin casi grumos y tenga un color dorado.

Foto: J. Cathell

También te puede interesar: Tradición y salud: Prepara un strudel de manzana light

Agrega 1 cucharada de azúcar de caña de coco y ½ cucharadita de canela.

¡Listo! Puedes servirlo tanto tibio como frío. Es tan fácil y rápido que nunca más volverás a comprar las compotas en los supermercados. Verás que tu bebé ama esta compota; pero además de seguro también les encantará a tus hijos más grandes para una merienda saludable y totalmente natrual.

Con información de J. Cathell.

También te puede interesar: Cómo hacer pizza sin gluten ¡Saludable y exquisita!

Video cortesía de i24Web

 


Síguenos en Facebook