La recomendación de expertos: Por qué no deberías beber jugos en el desayuno

Un vaso de jugo de naranja en las mañanas es la imagen universal de la bebida que acompaña nuestros desayunos. Parece casi imposible vivir sin este jugo.

Sin embargo, consumir jugo de naranja, o cualquier bebida alta en azúcares, con el estómago vacío no resulta ser la mejor idea para mantener la salud intestinal y del hígado.

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Princeton, publicado en la revista científica Cell Metabolism, arrojó que la fructosa, o el azúcar en las frutas, es procesado en el cuerpo por el hígado, intestino grueso y colon.

También te puede interesar: ¡No renuncies a tu taza! 9 Beneficios del café según este dietista y escritor

Malas noticias para el hígado

Así que tomar fructosa en las mañanas sin antes haber comido otra cosa, hace que el hígado sea expuesto a mucha azúcar, lo cual se ha demostrado que perjudica su correcto funcionamiento.

Ante esto los científicos de Princeton recomiendan consumir este tipo de bebidas de manera moderada; una lata de refresco o un vaso grande de jugo de naranja es el doble de la cantidad sugerida. Por lo cual deberíamos cortar a la mitad las cantidades de líquidos con azúcares que estamos acostumbrados a beber.

¿Cuándo beber jugo de naranja?

La investigación concluyó que el intestino hace un mejor trabajo absorbiendo y procesando la fructosa luego de las comidas que con el estómago vacío. Por lo cual no deberíamos solo beber un jugo a primera hora de la mañana, incluida cualquier otra bebida con azúcares como café. ¡Así que nada de saltarse el desayuno y solo tomar una taza de café o un smoothie de frutas!

¿Esto quiere decir que no podemos tener nuestro jugo favorito por las mañanas? Para nada, los expertos solo sugieren que sigamos la regla más antigua en el mundo de las dietas: moderar nuestro consumo de azúcar, y preferiblemente consumirlas después de que hayamos tomado una comida balanceada completa.

También te puede interesar: Come inteligentemente: 5 Sustitutos saludables a los carbohidratos

De esta manera nuestro sistema digestivo ya estará trabajando con normalidad y no lo estaríamos exponiendo a cantidades inmanejables de azúcares, en especial a la bacteria buena de los intestinos, que no están diseñadas para manejar la fructosa.

¡Ya lo sabes! Un vaso de jugo no es suficiente alimento para ser considerado un desayuno completo.

Además, no lo consumas a primera hora de la mañana, espera un poco después de haber tomado una buena comida con proteína, fibra y grasas saludables; luego puedes beber tu jugo de frutas favorito en especial nuestro acompañante de las mañanas: un zumo de naranja.

¡Primero la salud!

Con información de Cooking Light.

También te puede interesar: Las MEJORES 5 frutas con menos cantidad de azúcar

Video cortesía de i24Web

 


Síguenos en Facebook