Conviértete en la jefa de tu dieta: ¿Cómo controlar las porciones de las comidas en casa?

De seguro que ya sabes que el secreto de una buena alimentación se encuentra en controlar las porciones de tus comidas; no en dejar ciertos alimentos.

Definitivamente no puedes confiar solo en tus ojos para medir los alimentos que te sirves en tu plato; además, debemos de ingeniarnos otras maneras para que controles las cantidades sin usar las tazas medidoras que te rehúsas a usar (aunque deberías).

También te puede interesar: Casi por arte de magia: 14 Maneras de levantarte de la cama en las mañanas con cero grasa

Por eso te compartimos 3 formas en las que te convertirás la jefa de tu dieta y tomarás el control de las porciones de tus alimentos.

Foto: Placer al plato

1- Cambia tus platos a uno más pequeños

No sé por qué, pero la moda últimamente es tener unos platos gigantescos y pesadisimos que lo único que nos causará es servirnos de más para tratar de llenar el espacio vacío. Mejor cambia toda tu vajilla por unos tamaños considerablemente más pequeños; por ejemplo, platos de cena de 10 y ½ pulgadas, platos de ensalada de 8 pulgadas y envases para la sopra de 7 pulgadas.

2- Siempre piensa en pequeño a la hora de la merienda

Si bien una merienda debe ser un alimento completo con fibra, proteína y grasa saludables, esto no quiere decir que debemos consumir grandes cantidades de alimentos a la hora del snack para lograr este fin. Hay comidas perfectamente completas a considerar a la hora de merendar.

Un yogur griego con una cucharada de nueces o frutas frescas es suficiente.

También te puede interesar: Más que comprobado: Los secretos definitivos para ser fitness de la boca del creador de Insanity

3- También hay que darle un cambio a nuestros vasos

Siempre recuerda, las calorías que te bebes también cuentan; por eso debes tener en cuenta lo que consumes con tu almuerzo, bien sea alguna infusión, jugo o incluso café.

Usualmente nos olvidamos de estas calorías y nunca las incluimos en nuestra cuenta. Por eso creemos que son alimentos “libres” y bebemos más de la cuenta.

Así que compra vasos pequeños, pensarás dos veces cuando quieras llenarlo de nuevo. Igualmente cambia las copas, mientras más pequeñas, mejor, las tazas e incluso las jarras de cerveza. Todo cuenta.

¡Dile adiós a pasarse de la raya!

Se acabó la medida del “ojo por ciento” y además te ahorrarás muchísimo tiempo al no utilizar las tazas medidoras.

Así es como tomas el control de tu dieta y no dejas que los alimentos te controlen a ti.

Con información de Eat This

Not That!También te puede interesar:

Hábitos que te ayudarán a adelgazar súper rápido

Video cortesía de i24Web


Síguenos en Facebook