Crema de calabaza al curry con cero grasas

Aquí tienes una crema de calabaza ligera, vegetariana y 100% vegana, con un sabor delicioso y un look irresistible. Quien la prueba, repite sí o sí.

Precisamente este es el truco para aligerarla. Al prescindir de la nata o la crema de leche y el queso que se suele poner en la mayoría de cremas, conseguimos rebajar 120 calorías nada más y nada menos, lo que la convierten en una crema 100% libre de culpa.

Es decir, que puedes comerla incluso estando a dieta ya que solo contiene 90 calorías. Y no por ser ligera es sosa o aburrida. Gracias al curry, las almendras y las semillas de sésamos, tendrás en el plato una fiesta para los sentidos con un sabor delicioso y un look irresistible.

Ingredientes:

  • 1 kg de calabaza
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 300 ml de caldo vegetal
  • 1 cucharadita de curry
  • 2 cucharadas de almendras fileteadas
  • 2 cucharaditas de semillas de sésamo
  • Aceite de oliva y sal

Preparación:

  1. Asar las verduras. Pela la calabaza y elimina las semillas y los filamentos. Corta la pulpa en dados y ponlos en la placa del horno junto con los ajos lavados y sin pelar, y las cebolletas limpias y lavadas. Riega con un hilo de aceite y ásalo todo unos 30 minutos en el horno precalentado a 200o. Retira y deja templar.
  2. Juntar con el caldo. Corta en aros la parte verde más tierna de las cebolletas y resérvalos para decorar. Trocea el resto y pela los ajos. Tritura ambas hortalizas con la calabaza hasta obtener un puré. Añade el caldo caliente y 1 cucharadita de curry, y cuece 10 minutos más.
  3. Decorar y servir. En una sartén anti-adherente, tuesta las almendras sin aceite. Retíralas y aderézalas con unas gotas de aceite y una pizca de sal. Sirve la crema caliente espolvoreada con las almendras, los aros de cebolleta reservados y el sésamo.

 


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado