Prueba la dieta blanda para perder peso mientras cuidas tu digestión

Si bien la dieta blanda es una régimen alimenticio con funciones terapéuticas, sus objetivos de facilitar el proceso digestivo y deglutivo  ayudan al cuerpo a obtener la cantidad necesaria de vitaminas, minerales y nutrientes necesarios al tiempo que se evita cualquier tipo de excesiva actividad intestinal y secreciones gástricas. Esto se traduce en, básicamente, que nuestro organismo obtendrá el mayor beneficio con muy poco esfuerzo y así se recuperará más rápidamente.

Si necesitas perder peso, al tiempo que cuidas tu aparato digestivo de cualquier irritante, la dieta blanda es perfecta para ti. Solo debes tener claros cuáles alimentos puedes consumir y cuáles no: 

  • Se eligen alimentos ligeros cocinados al vapor, hervidos, asados o a la plancha.
  • Nada de alimentos altos en fibra. Las verduras que se tomen deben tener poca fibra y estar hervidas. Las legumbres se consumen en muy pequeña cantidad y siempre en puré.
  • Las frutas deben estar muy maduras, sin piel y con preferencia cocinadas (cocidas, asadas, en compota).
  • Se descartan las grasas saturadas, las frituras, los embutidos, los alimentos precocinados y la bollería industrial.
  • Se eliminan los alimentos picantes, flatulentos, irritantes, los condimentos en exceso y las salsas.
  • Fuera el alcohol, el tabaco, las bebidas gaseosas, el té o el café.

VER MÁS: DIETA DE LA SOPA QUEMAGRASA ¡PRUÉBALA!

dieta-blanda-y-la-gastroenteritis-1024x535-dietaligera.com

Alimentos recomendados

  • Lácteos – Leche y todos su derivados de consistencia blanda (yogur, queso fresco, cuajada, requesón, etc.) prefiriendo siempre los desnatados.
  • Cereales – Pan blanco (tostado si se prefiere). Papillas de cereales. Galletas tipo María. Bollería suave. Arroz blanco. Pasta fresca o seca.
  • Verduras y hortalizas – Se pueden tomar siempre que sean cocidas, asadas, en forma de crema o puré.
  • Legumbres – En pequeñas cantidades, y convertidas en puré o en crema.
  • Carnes – Son aconsejables las carnes blancas (pollo, pavo, conejo), aunque también se puede tomar algo de ternera sin grasa. Por lo que respecta a los embutidos, se puede tomar jamón cocido.
  • Pescados – Ahora sólo pescado blanco.
  • Huevos – Se pueden tomar pasados por agua, escalfados, cocidos o en tortilla.
  • Frutas – Lo mejor es tomarlas cocidas o en compota. Si se quiere comer fruta cruda debe estar muy madura, pelada y no ser ácida (un plátano, por ejemplo).
  • Bebidas – Hay que elegir el agua en primer lugar. También se puede tomar leche desnatada, infusiones o zumos de frutas.
  • Grasas – Lo mejor de todo el aceite de oliva virgen, aunque también se pueden tomar pequeñas cantidades de mantequilla o margarina.

Lo que debes evitar

  • Lácteos – La leche entera y sus derivados. Los quesos secos o los muy curados.
  • Cereales – La bollería industrial, con exceso de grasas o con chocolate. Los cereales integrales o el arroz integral.
  • Verduras – No se deben comer verduras flatulentas, verduras crudas en ensalada o cebolla cruda. El tomate no se puede consumir de ninguna forma.
  • Legumbres – No se pueden tomar alubias (se cual sea su clase) de ninguna forma. El resto de las legumbres, aunque estén cocidas, no se pueden comer enteras.
  • Frutos secos – Todos están vetados, al igual que las semillas.
  • Carnes – Nada de carnes rojas, carnes grasas ni embutidos.
  • Pescados – No se pueden tomar pescados azules, ahumados, salazones ni en conserva. El marisco ni tocarlo.
  • Huevos – Prohibidos los huevos fritos.
  • Frutas – Los cítricos y las frutas ácidas están vetados. Nada de fruta cruda ni a medio madurar.
  • Bebidas – Hay que eliminar el alcohol, el café, el té, las bebidas con gas y loz zumos de frutas cítricos o ácidos.
  • Además – Hay otra serie de cosas que debemos suprimir: el tabaco, el chocolate y los dulces, los encurtidos, los aperitivos (patatas fritas, cortezas, palomitas, etc.), todos los alimentos fritos, las salsas (suelen llevar demasiado aceite y multitud de especias) y el picante.

dieta-para-deshinchar-la-panza

Menú semanal

Primera semana

Lunes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con aceite.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Pescado en blanco. Pollo asado con alcachofas. Una manzana asada.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Dos magdalenas pequeñas.
  • Cena – Sopa de picadillo. Lomo de merluza a la plancha con zanahorias mini. Una cuajada.

Martes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con cacao. Una rebanada de pan blanco con miel.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Cazuela de patatas y alcachofas. Gallo a la plancha con judías verdes, champiñones y zanahorias mini. Dulce de membrillo.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una loncha de jamón cocido.
  • Cena – Crema de calabacín. Cinta de lomo a la brasa con menestra imperial. Un yogur desnatado.

Miércoles

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una porción individual de mantequilla y otra de mermelada.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Sopa de verduras. Conejo a la cazadora. Flan.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con cacao. Tres galletas tipo María.
  • Cena – Crema de espárragos. Tortilla de patatas. Pera en almíbar.

Jueves

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con aceite.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Puré de lentejas. Dorada al horno. Compota de manzana.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Dos magdalenas pequeñas.
  • Cena – Crema de puerros. Lomo de cerdo a la plancha con judías verdes, champiñones y patatas. Melocotón en almíbar.

Viernes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con cacao. Una rebanada de pan blanco con miel.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Sopa jardinera. Pollo asado con patatas duquesa y champiñones. Puré de frutas.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una loncha de jamón cocido.
  • Cena – Crema de verduras. Lenguado al horno con patatas. Queso fresco.

Sábado

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una porción individual de mantequilla y otra de mermelada.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Sopa minestrone. Rape en salsa con patatas. Flan de frutas.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con cacao. Tres galletas tipo María.
  • Cena – Crema de champiñones. Hamburguesas de pollo con patatas y guisantes. Un yogur desnatado.

Domingo

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con aceite.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Sopa juliana. Jamoncitos de pollo al horno acompañados de arroz con pasas y piñones. Natillas.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Dos magdalenas pequeñas.
  • Cena – Crema de calabaza. Filete de emperador a la plancha con zanahorias. Compota de pera.

dieta

Segunda semana

Lunes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con cacao. Una rebanada de pan blanco con miel.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Arroz con verduras. Atún encebollado con patatas al horno. Un yogur desnatado.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una loncha de jamón cocido.
  • Cena – Pescado en blanco. Pollo asado con judías verdes. Una manzana asada.

Martes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una porción individual de mantequilla y otra de mermelada.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Cazuela de patatas y alcachofas. Bacalao a la vizcaína. Melocotón en almíbar.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con cacao. Tres galletas tipo María.
  • Cena – Crema de calabaza, calabacín y zanahorias. Pollo relleno con patatas parisinas y zanahorias mini. Requesón.

Miércoles

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con aceite.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Sopa de ave con arroz. Filete de lenguado a la molinera con patatas al horno. Puré de frutas.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Dos magdalenas pequeñas.
  • Cena – Crema de calabacín. Tortilla de jamón cocido y queso blanco. Dulce de membrillo.

Jueves

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con cacao. Una rebanada de pan blanco con miel.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Sopa de verduras. Carbonada de pavo con judías verdes y zanahorias mini. Dulce de membrillo.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una loncha de jamón cocido.
  • Cena – Crema de legumbres. Fletán a la plancha con patatas al horno. Cuajada.

Viernes

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una porción individual de mantequilla y otra de mermelada.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Sopa de ave con estrellitas. Rosada a la plancha con patatas al horno. Compota de manzana.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con cacao. Tres galletas tipo María.
  • Cena – Crema de puerros. Pollo relleno de arroz. Un yogur desnatado.

Sábado

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con aceite.
  • Media mañana – Una infusión con azúcar o edulcorante.
  • Comida – Sopa de menudillos. Merluza en salsa verde. Melocotón en almíbar.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con descafeinado y azúcar o edulcorante. Dos magdalenas pequeñas.
  • Cena – Sopa de ave con bolitas. Hamburguesas de pollo con patatas y zanahorias. Queso fresco.

Domingo

  • Desayuno – Un vaso de leche desnatada con cacao. Una rebanada de pan blanco con miel.
  • Media mañana – Un zumo de fruta.
  • Comida – Paella. Ternera asada con menestra imperial. Arroz con leche.
  • Merienda – Un vaso de leche desnatada con azúcar o edulcorante. Una rebanada de pan blanco con una loncha de jamón cocido.
  • Cena – Crema de verduras. Tortilla de guisantes y champiñones. Natillas.
Con información de dietayvitalidad

Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO