Prueba esta infusión adelgazante y quemagrasa hecha con semilla de aguacate

El aguacate, también conocido como "palta" en algunas zonas de latinoamérica, posee múltiples beneficios para la salud. Una de las particularidades del aguacate es que muchas veces es usado como vegetal, pero en realidad pertenece al ámbito de las frutas. Y aunque es delicioso en cualquier receta, muchos parecen obviar algo importante: ¡su semilla también puede usarse!

En la semilla de aguacate se concentran alrededor de 70% de los aminoácidos que contiene esta fruta. Además tiene una lista larga de propiedades que te ayudarán a controlar tu salud. Es ideal para detener el envejecimiento celular debido a que tiene propiedades antioxidantes; también ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre; es rica en flavonol, un componente que previene la aparición de tumores, y, lo mejor de todo, ¡es adelgazante y quemagrasa! 

La naturaleza ha dotado a la semilla del aguacate de los mismos principios quemadores de grasa que contiene la pulpa de la fruta. Además, contiene fibra soluble, que mejora el tránsito intestinal y nos aporta sensación de saciedad. Prueba esta infusión y comienza a perder peso.

VER MÁS: 5 FORMAS DE PREPARAR UNA INFUSIÓN DE JENGIBRE Y POTENCIAR SUS BENEFICIOS

SEMILLA DE AGUACATE

¿Cómo hacer una infusión de semilla de aguacate para adelgazar?

Muchas personas desechan las semillas de aguacate y solo utilizan la pulpa para elaborar diferentes platos culinarios, pero, aunque la semilla tiene un sabor amargo y astringente, debido a sus propiedades medicinales, es precisamente en esta donde se concentra el poder adelgazante. 

Lo primero que debemos hacer es extraerla.  Para ello, se debe cortar el aguacate por la mitad (a lo largo). Posteriormente, para consumirla, le quitaremos la capa fina de piel marrón, la rallaremos y, opcionalmente, la tostaremos a fuego bajo. Veremos que adquiere un color rojizo. 

Luego, por separado, se hierve un litro de agua y una vez llegue al punto de ebullición se debe verter la semilla rallada. Deje que se refresque y beba a lo largo del día en tres tazas. 

Otra forma de consumirla es utilizando la ralladura como guarnición en ensaladas, sopas, guisos, platos de arroz o pasta, etc. Si la tostamos bastante podemos después pulverizarla con la ayuda de un molinillo de café, y conservarla así en polvo. Solo recuerde: si quiere ver resultados positivos, es importante ser constantes.

Con información de infusionesmedicinales

Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO