Come sin remordimientos una rica lasaña light

Muchas personas tienen la idea que comer una lasaña los hará aumentar de peso y en realidad así es, pero con esta receta ligera podrás comer sin remordimiento el plato que tanto te gusta. Continúa leyendo para que sepas como lo harás.

 

Realizar esta receta no te llevará mucho tiempo y de seguro te quedará súper sabrosa y lo mejor de todo es que no tiene el mismo contenido calórico que la lasaña tradicional. Prepárate a disfrutar de una rica pasta con menos calorías de lo normal.

 

Ver también: 5 ejercicios básicos que debes hacer durante todo el año

 

Fuente: Casabe Soul

 

Los ingredientes para el relleno son:

 

  • 300 gramos de carne picada

  • 150 gramos de placas de lasaña

  • 3 cucharaditas aceite de oliva

  • 3 zanahorias

  • ½ calabacín

  • Un pimentón verde

  • 400 gramos de tomate y sal

 

Ingredientes para la salsa bechamel:

 

  • Una cucharada de harina

  • Una cucharada de aceite de oliva

  • Un vaso de leche descremada y una cucharada de queso

 

Modo de preparación: Comienza por pelar las verduras y la troceas, luego picas el pimentón  y lo incorporas con las verduras, vierte todo en el vaso de la licuadora y procésalo a una velocidad máxima por tres minutos, añades el aceite de oliva y continuas procesando por 5 minutos a menor velocidad.

 

Coloca la carne picada debidamente salpimentada en la sartén por cinco minutos y agregas el tomate triturado y deja que se cocine el guiso a fuego lento removiendo constantemente por unos 12 minutos.

 

Ver también: Prepara tus propios aderezos caseros

 

Fuente: Modalia Revista de Moda

 

Preparación de la bechamel: Vierte en el vaso de la licuadora el aceite de oliva y vas agregando la harina y procesas por al menos 1 minuto y luego llevas todo a una olla y a fuego lento comienzas a cocinar.

 

El montaje de la lasaña: Antes de hacer todo lo anterior precalienta el horno a 180° C. Toma un molde para lasaña y colocas una capa de pasta y la cubres con la salsa de carne que hiciste, luego cubres con pasta nuevamente y repites el proceso tantas veces lo desees. Antes de meter al horno cubre tu lasaña con la salsa bechamel y espolvoreas queso rallado. Hornea por 15 minutos a 180° C. Una vez transcurrido el tiempo, gratinas y sirves un trozo de lasaña en un plato y lo llevas a la mesa. Segura estoy que te encantará.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado
Ir a la barra de herramientas