Cómo controlar los ataques de hambre mientras haces ayuno intermitente

Ahora que ya estás intentando hacer ayuno intermitente, decidiste tomar las riendas de tu salud y tomar el control de lo que comes. Pero ¡cómo controlar los ataques de hambre!

Si no estás familiarizada con este concepto, el ayuno intermitente se practica por algunos días a la semana y realmente se trata de no comer por largos períodos de tiempo durante el día; por ejemplo, tomar una cena temprano, a las seis de la tarde; y no volver a comer hasta el mediodía del día siguiente.

Muchas personas creen que esta práctica tiene muchos beneficios para la salud, en especial para quienes sufren de enfermedades gástricas e intestinales. Todo parece muy fácil hasta que te atacan los antojos de hambre. ¿Cómo superarlos?

Aquí te dejamos nueve consejos para que puedas controlar el hambre y no pierdas la batalla con al ayuno intermitente.

También te puede interesar: Inspírate para tener una vida saludable en Navidad, ¡aún estás a tiempo!

1- Bebe agua temprano en la mañana

La idea no es tener el estómago totalmente vacío, sino reducir la alimentación a lo más mínimo. Así que te vendrá muy bien mantener el estómago hidratado y funcionando. Además, te ayudará a calmar el hambre y a sentirte llena.

2- Acude al té

No solo el agua es tu mejor amigo, así que en los periodos de ayunas puedes tomar infusiones herbales para darte un buen sabor a tu consumo de agua.

3- Permítete un poco de café

Puedes consumir hasta unas 35 calorías en tu período de ayuna, por eso una tacita de café negro es perfecto. Además, la cafeína inhibe el hambre.

4- Mastica chicle

Masticar goma de mascar sin azúcar puede engañar a tu cerebro con que estás comiendo algo.

5- Ten comida balanceada en tus horas asignadas

Ten comidas balanceadas y completas con todos los grupos de alimentos. Asegúrate de tener también proteínas de manera que estés satisfecha y preparada para enfrentar varias horas sin comida.

6- Manténte ocupada

Si te mantienes distraída con otras actividades puedes hacer tiempo para que no te den ganas de comer.

7- Duerme

Debes asegurarte de dormir lo suficiente para que tu cuerpo esté descansado; si estás agotada por falta de sueño el cuerpo te pedirá reponer las energías y te dará hambre.

También te puede interesar: ¡Desínflate de una vez por todas! Cómo deshacerse de la hinchazón estomacal en cuatro pasos

8- Busca a un amigo

Luchar con el hambre es difícil; pero es mucho peor hacerlo sola. Así que busca un amigo que te dé fuerzas para continuar en tu ayuno.

9- Recuerda tu motivación

Tener en mente la recompensa hará que volvamos a enfocarnos en el proceso.

La motivación no solo debe ser mental, coloca notas alrededor de la casa con frases inspiradoras, acá ese vestido que quieres usar en navidad; pon a la vista una foto de tu actriz favorita.

¡Mantente positiva y cree en tu propia fuerza!

Con información de Pop Sugar.


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas