Cinco formas de incluir más proteína a tu dieta

Las proteínas son esa sustancia mágica que alimenta nuestros músculos, controla los niveles de azúcar en la sangre, nos mantiene llenos y sin ataques de hambre, y en general aportan muchas cualidades saludables para nuestro cuerpo.

Sin embargo, tienes todo el derecho de estar cansada de comer el mismo pollo asado como fuente de proteínas, además, quién tiene ganas de comer un filete de pescado en las mañanas para el desayuno. A pesar de esto debes tener en cuenta que todas tus comidas deben tener una porción  saludable de proteínas.

Los atletas y personas que hacen ejercicios también necesitan una cantidad superior de energía para mantener el buen estado de los músculos y propiciar la recuperación de la actividad física. Podemos acordar que las barras energéticas no son del gusto de todos.

Por eso te dejamos cinco maneras de incluir más proteínas a tu dieta, sin necesidad de acudir a las carnes o productos de origen animal.

También te puede interesar: Consiéntete en Navidad con estas trufas achocolatadas de proteína

1- Usa suplementos

No tengas miedo para acudir a los suplementos proteínicos, en el mercado hay muchos de diferentes sabores y naturaleza. Puedes encontrar incluso productos que te hagan aprovechar al máximo la proteína que ya estás consumiendo, por ejemplo el colágeno, las semillas como las de chía, polvos de proteína a base de plantas y vegetales. Muchos suplementos ni siquiera contienen sabor u olor, así que ni notarás que los estás agregando a tus comidas o bebidas.

2- Proteínas para llevar

Una buena opción, rápida y para consumir en el camino es un buen puñado de nueces. Las almendras, merey y pecanas contienen suficiente proteína en una pequeña porción. Por su gran cantidad de calorías es recomendable comer solo un poco.

3- Cada grano cuenta

Los granos o frijoles también son una excelente fuente de proteínas; puedes hacer una gran cantidad y guardar porciones para toda la semana, los puedes comer solos, en ensaladas, incluso engañar tu mente y hacer albóndigas o hamburguesas.

4- Hazte un smoothie

Los smoothies son prácticamente un lienzo en blanco en el cual puedes agregar cualquier ingrediente que te pase por la mente y licuarlos juntos. Si quieres una buena dosis de proteínas agrega yogur griego, semillas y un poco de colágeno.

5- Acude a los vegetales

Aunque no lo creas, los vegetales también contienen su dosis de proteínas. Una taza de espinaca cocinada o brócoli contiene unos seis gramos de proteína

También te puede interesar: Los mejores 12 snacks más ricos en proteínas

Ya sabes que las carnes, los huevos y los lácteos no son las únicas fuentes de proteínas a las cuales acudir. Solo debes usar tu imaginación y ayudar un poco a tu menú si crees que no estás consumiendo suficiente proteína.

La verdad es que si mezclas todos estos métodos con carnes magras, pescado y lácteos, será mucho mejor para tu organismo ya que te asegurarás de estar consumiendo los nutrientes necesarios. Si quieres saber realmente cuánta proteína requiere tu cuerpo debes ir a un nutricionista, ya que la cantidad varía dependiendo de la persona, estilo de vida y actividad física que realiza.

Con información de The Every Girl.


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado
Ir a la barra de herramientas