Blinda tus defensas con este smoothie de capas de colores

No necesitas ir a uno de esos cafés muy de moda pero muy caros que venden smoothies en capas. Si no los has visto, los sirven en unos vasos transparentes para que puedas ver varias capas de colores de lo que sería, diferentes sabores.

Aunque no lo creas un smoothie así no tiene un secreto especial ni complicaciones, solo requiere de tiempo y paciencia. No se puede vivir apurado a todos lados, ¿cierto?, ya que la recompensa de tomarte un tiempo para preparar algo bueno para la salud, es una bomba de puras defensas y fortalecimiento para el sistema inmune.

Si eso es precisamente lo que estás buscando, entonces este smoothie es para ti, ya que combina los sabores y propiedades de muchas frutas con vitamina C para hacer de ti una fortaleza viviente. Y lo mejor de todo es que no solo es delicioso, sino muy lindo y divertido de hacer.

También te puede interesar: Tres batidos ligeros para desayunar si te pasaste de la raya en Navidad

Foto: How Sweet Eats

Claro que podrías hacer tres smoothies diferentes con esta receta, o puedes mezclarlos todos en uno sin hacer capas, ¿pero dónde está la diversión en eso?

Para hacer este batido de tres capas de colores, para subir las defensas, necesitarás:

Capa de fruta del dragón

  • 1 pitaya o fruta del dragón
  • ½ taza de frambuesas
  • ½ taza de cerezas
  • 1 taza de agua de coco
  • 1 cucharada de semillas de chía

Capa de naranja

  • 2 naranjas
  • 1 taza de coco
  • ½ taza de jugo de naranja
  • 1 taza de leche de almendras
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de polen de abejas

Capa verde

  • 3 tazas de espinaca
  • 1 taza de coco
  • 1 taza de leche de almendras o leche de coco
  • ½ taza de avena
  • 1 cucharadas de mantequilla de almendras
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
Foto: How Sweet Eats

También te puede interesar: Gofio, el nuevo súper alimento para los deportistas

Todo lo que debes hacer es licuar juntos los ingredientes por color, asegúrate que las frutas que uses estén congeladas para que obtengas la textura cremosa característica de los smoothies. Una vez que tengas los tres colores por separados, sírvelos en un vaso de vidrio o transparente haciendo cuantas capas quieras.

¿No se ven geniales? Ni tus hijos te rechazarán esta presentación tan original y harás que se beban con gusto una buena dosis de frutas y vegetales.

Abre el bar saludable en tu casa y libera tu imaginación para que empieces a servir smoothies como este o los que tu chef interior diseñe.

Con información de How Sweet Eats.


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas