Si quieres adelgazar evita estos 10 errores a la hora de preparar el desayuno

Si bien es cierto que el desayuno es la comida más importante del día, es muy fácil salirnos de la dieta, comer mucho dulce o pasarnos de la raya con las cantidades. Por eso, si quieres bajar de peso, debes tener cuidado con los alimentos que consumes, incluso durante el desayuno.

Una buena comida para comenzar el día eleva el metabolismo, nos da energía para hacer ejercicios, previene que nos sintamos hambrientas y que comamos de más durante el resto del día.

Así que antes de servirte el desayuno presta atención a esto errores que fácilmente puedes estar cometiendo sin darte cuenta y que están saboteando tus objetivos de perder peso.

También te puede interesar: !Mejor bébete tu desayuno! 5 recetas de smoothies saludables para la mañana

1- No comes suficiente proteína

Sabemos que una tostada o un plato de granola son rápidos y sencillos de preparar, no te están ofreciendo la proteína que necesitas para tener energía suficiente durante la mañana. Así que si usualmente sientes hambre unas horas después de desayunar, lo más seguro es que no comiste la cantidad de proteínas necesarias. De 13 a 20 gramos de proteína para el desayuno es suficiente.

2- No mides los ingredientes

Mientras le agregas a tu cereal unas frutas, nueces, coco rallado; haces tu avena o smoothie debes tener en cuenta que solo porque utilizas ingredientes naturales no quiere decir que te ayudarán a bajar de peso. Todo se resume a medir las porciones bien para que te asegures que estás dentro de los límites.

Las nueces y frutos secos contienen muchas calorías aun en cantidades pequeñas, por eso debes comerlas con moderación. Si le agregas de todo a tu plato de yogur, de seguro será muy fácil pasarte de la raya.

3- Te pasas de carbohidratos

Recuerda que la clave de una comida balanceada es precisamente el equilibrio que debe haber entre los tipos de alimentos; es muy fácil comer solo pan, o cualquier otra comida con nada más que carbohidratos. Y también resulta sencillo comer mucha cantidad de hidratos de carbono; una vez más, la clave es tener un plato variado y con porciones medidas.

desayuno avena

4- Te olvidas de las grasas buenas

Ya tienes proteína y fibra, ¿pero qué hay que las grasas buenas? Debes incluir de 10 a 15 gramos de grasas saludables no saturadas en tu plato; no solo para mantener una comida balanceada, sino para que tengas una sensación de saciedad por horas.

El aguacate es una de las mejores opciones, ya que provee de fibra también. Pero si no es lo tuyo, elige nueces, semillas, como la chía o linaza, y las mantequillas hechas con estos ingredientes.

5- Usas carbohidratos refinados

A veces elegimos hornear algunas comidas para tenerlas en el desayuno, pero si comenzamos a utilizar ingredientes refinados y azúcar blanca lo único que haremos es darnos un pico de azúcar en la sangre; y nos sentiremos de nuevo hambrientos en poco tiempo.

Es mejor hornear con harinas integrales y mucha menos azúcar.

6- Consumes muchas calorías

Con todas las opciones deliciosas que tenemos para disfrutar en el desayuno, es muy fácil que nos pasemos de la raya. Procura consumir de 300 a 400 calorías en la mañana.

7- Bebes las calorías sin tomarlas en cuenta

Si eres fanática de tomar smoothies y batidos para el desayuno, es muy fácil pasarse de las calorias recomendadas si no se miden bien la cantidad de ingredientes. Incluso debes tener el doble de cuidado si además del desayuno, acompañas la comida con un jugo o smoothie. Debes dividir las calorías entre los alimentos sólidos y los líquidos.

8- No comes suficiente fibra

Si estás practicando una dieta baja en carbohidratos y altas proteínas, entonces puede que no estés consumiendo la cantidad de fibra suficiente para digerir bien los alimentos. Procura comer al menos 6 gramos de fibra, lo que además te ayudará a mantenerte llena por más tiempo.

9- No comes lo suficiente

Si crees que solo comer una fruta o un jugo en las mañanas puede parecerte un desayuno sano; si no obtienes de 300 a 400 calorías con tu comida entonces lo más seguro es que te de un ataque de hambre dentro de muy poco tiempo.

Así que mejor come tu fruta con algo más, preferiblemente proteína y grasas saludables.

También te puede interesar: ¡En el microondas! 3 Desayunos rápidos y saludables para comer en una taza

10- No planeas los desayunos con anticipación

Si eres de las personas que siempre están apuradas en la mañana y piensas que está bien agarrar cualquier cosa, o peor aún, comer fuera de casa; de seguro eligirás una comida muy calórica y un café gigante. Planear con anticipación te ahorra tiempo, y te asegura tener un desayuno sano y balanceado.

¿Eres culpable de alguno de estos errores?

No te preocupes por lo que ya hiciste, solo debes corregir los hábitos y asegurarte que la comida más importante del día trabaje a tu favor y comiences a perder peso.

Recuerda que tu plato debe ser lo más colorido posible, cuida las porciones, mide los ingredientes; y no importa si lo bebes o lo comes, no te saltes el desayuno.

Con información de Pop Sugar.

 


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas