Más que la dieta: 11 Hábitos NO alimenticios que no te dejan adelgazar

Si creer que bajar de peso solo se resume a la cantidad de calorías que consumes vs. cuántas calorías quemas, déjame decirte que te estás perdiendo de considerar la mayoría de los factores que tienen que ver con este proceso.

Es más, la cantidad de calorías sería uno de las variables menos importantes a considerar ya que usualmente creemos que solo con comer un mínimo de calorías bajaremos de peso eficientemente. Gran error.

También te puede interesar: Explicación experta: 3 Razones por las cuales es tan difícil mantener el peso ideal

Por eso te damos una lista con los 11 malos hábitos que no tienen nada que ver con la alimentación que te hacen ganar peso en vez de permitirte adelgazar en sana paza.

¿No es tan fácil como pensabas esto de la dieta, verdad?

1- Te la pasas todo el día sentada. Una vida sedentaria dobla tu riesgo de padecer sobrepeso, lo que te podría ocasionar enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta y ser más propensa a ciertos tipos de cáncer.

2- Vives todo el día estresada. Esto ocasiona que produzcas más cortisol, la hormona del estrés, que afecta tus células haciéndote más propensa a aumentar de peso y a acumular grasa.

3- Usas envases y botellas plásticas con BPA, este químico se ha relacionado con la obesidad ya que interfiere con los procesos endocrinos y metabólicos normales del cuerpo.

4- Ves mucha televisión. De hecho una persona regular pasa unas 28 horas a la semana viendo televisión, lo que significa que son 28 horas sentados de inactividad… esto es preocupante, sobre todo si ves TV comiendo snacks.

5- Tienes un horario de sueño desorganizado. Tener pocas horas de sueño, así como dormir demasiado altera el balance natural de las hormonas del cuerpo y afecta el ritmo metabólico.

6- Ordenas de primera al salir a comer con tus amigos. Hay estudios que indican que la presión de ordenar primero en un restaurante, aumenta las posibilidades de elegir una comida más saludable.

7- Pesarte muy seguido. Es necesario que controles tu peso, pero hacerlo demasiado puede alterar tu percepción de la realidad en cuanto a tus objetivos, aun puedes mejorar muchísimo tu salud sin que bajes un solo kilo; y de hecho, la masa muscular que desarrolles haciendo ejercicios pesará más que la grasa. Esto no significa que has fracasado en tus progresos.

8- Te saltas las comidas. Esta puede ser una buena estrategia para cortar con las comidad; pero lo que estás haciendo en verdad es haciéndote más propensa a comer de más en tu próxima comida. Así que no te mates de hambre, es más, deberías comer seguido.

Foto: Oficinista

9- Trabajas hasta tarde. Esta práctica hace que se te descontrole toda la agenda, y con ella aumentan tus posibilidades de comer fuera de casa por no tener tiempo de cocinar; aumentar tu nive de estrés, y pasar más tiempo sentada.

10- Vas de compras al súper cuando estás hambrienta. Si vas con hambre, de seguro adquirirás todo tipo de alimentos, chicherías y snacks que no seceitas. Así que come antes de ir al mercado y llévate una lista bien específica de lo que necesitas, ¡y no te salgas de ella!

También te puede interesar: ¡No te estanques! 5 Maneras de seguir perdiendo peso sin perder las esperanzas

12- Evitas los aperitivos. Si crees que no deberías comer aperitivos si quieres adelgazar, te alegrará saber que comer un snack con fibra te ayudará a mantenerte a raya con el plato de comida que estás a punto de consumir. Así que puedes tomar una ensalada o una porción de fruta antes de la comida.

¡Ya lo sabes! Es hora de poner reparo inmediatamente a estos malos hábitos y comenzar a cambiar nuestra rutina de vida para de verdad adelgazar eficientemente sin perjudicar nuestra salud.

¿De cuántos errores eres culpable? Deja de hacerlos y verás un cambio radical en tu salud, verás cómo empiezas a adelgazar significativamente muy pronto.

Con información de Zero Belly.

También te puede interesar: 6 claves para estar en forma

Video cortesía de i24Web


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas