Carpaccio de salmón con ensalada de verduras

Un plato sano, ligero, gustoso, y sofisticado que te ayuda a incorporar más pescado a la dieta y los beneficiosos omega 3 del salmón. ¡Y muy fácil de hacer!

Ingredientes:

  • 400 g de lomo de salmón
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 zanahorias
  • 2 rábanos
  • 1 limón
  • Unas hojas de rúcula
  • Aceite de oliva
  • Pimienta y sal

Preparación:

  1. Los preámbulos. Unos días antes, elimina la piel y las espinas del lomo de salmón, si las tuviera. Y lávalo y sécalo muy bien con papel de cocina. Luego, envúelvelo en film transparente, y congélalo de 3 a 5 días para eliminar parásitos y que se endurezca. Así no correrás ningún riesgo, y te resultará más fácil cortarlo después.
  2. Hacer el carpaccio. Pasado el tiempo indicado, ya puedes sacar el salmón del congelador. Déjalo reposar un momento a temperatura ambiente. Retira el film transparente, ponlo sobre una tabla, y córtalo en láminas muy finas con un cuchillo de hoja ancha bien afilado. Solo te falta disponerlas, ligeramente acaballadas, en una fuente o repartidas en cuatro platos llanos.
  3. Preparar las hortalizas. Despunta el calabacín, lávalo y sécalo. Raspa las zanahorias, lávalas y sécalas también. Limpia y lava los rábanos. Y entonces pasa todas estas hortalizas por un rallador de orificios gruesos, y espolvorea con ellas las lonchas de salmón, repartiéndolas bien.
  4. Completar el plato y servir. Exprime el limón y filtra el zumo. Lava las hojas de rúcula, escúrrelas y repártelas sobre el carpaccio. Salpimienta el conjunto, riega con el zumo de limón, y déjalo marinar a temperatura ambiente durante unos 5 minutos. Y finalmente riégalo con un hilo de aceite y sírvelo.

También te puede interesar: Receta saludable: carpaccio de zucchini


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado
Ir a la barra de herramientas