¡No te dejes engañar! Aprende a leer las etiquetas de los alimentos que dicen ser fitness

Si estás pensando en bajar unas cuantas tallas y decidiste ponerte en la tarea de comenzar a comer granola y llenar tu despensa de alimentos light, te contamos algunas cosas que deberías saber sobre esos paquetes que dicen ser muy saludables.

Lo primero que debes aprender es cómo leer las etiquetas de los productos que adquiriste en los anaqueles de tu supermercado más cercano y así conocerás sobre qué es lo que realmente estás consumiendo.

Estos son algunos de lo componentes de los que te debes alejar si tu meta es estar saludable y perder algunos kilos:

Medir porciones
Un alimento como el cereal integral que viene un paquete gigante, podrías acabar poniendo en tu plato al menos tres porciones si no tienes cuidado creyendo que tiene pocas calorías, asegúrate de identificar la cantidad que corresponde a un tazón en la información nutricional que te ofrece la etiqueta.

Mira también → Pierde más de 10 kilos en sólo 2 semanas con este líquido reductor

Grasas saturadas
Hay grasas buenas, como la del aguacate y la yema del huevo, por eso cuando las busques en las etiquetas de los alimentos, enfócate en las grasas saturadas. Una comida buena para tu cuerpo no debería tener más de un 10 % de las calorías totales consumidas a diario.

Estas grasas aumentan el colesterol y llevan a problemas como la obesidad y complicaciones en las arterias.

Calorías
Las calorías van ligadas a las porciones y al porcentaje de grasa de la comida. Lleva tus ojos a este punto en la información nutricional y mide tus calorías basándote en una dieta de 1.900 a 2.000 calorías, considerando que algunos postres, helados y frituras que dicen ser bajas en calorías pueden contener entre 700 y 900, no estás aportando mucho a pérdida de peso.

Lee también → ¡Así lo logró! Conoce la fácil dieta con la que Khloé Kardashian recuperó su figura tras dar a luz

Puede que ciertos bocadillos sean más ligeros que otros, pero eso no asegura que realmente cumplan con tus valores dietarios.

Además, algunas galletas pueden decir que son bajas en calorías, pero cuando las comparas con los bocadillos más dulces, puedes notar que tienen la misma cantidad de calorías.

Azúcar añadida


Muchos alimentos naturales contienen azúcares que nuestro cuerpo necesita, como es el caso de las frutas, sin embargo, el azúcar añadida no aporta ningún valor nutricional, por el contrario el organismo la procesa y la convierte en grasa.

Sodio

De acuerdo con recomendaciones médicas, no deberíamos comer más de 2.300 miligramos de sodio a diario. Excederse en el consumo de este elemento presente en exceso en algunas gaseosas y paquetes de frituras puede hacerte retener líquidos y a largo tiempo problemas cardíacos.

Visita nuestro Facebook:


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas