Te mostramos los 5 curiosos trucos para comer lento ¡Toma nota!

Comer lento es una de las tareas más difíciles una vez que tienes años alimentándote a cierto ritmo. Los profesionales insisten en la importancia de modificar este hábito, ya que puedes evitarte problemas digestivos.

Además, comer lento significa saborear un poco más la comida y con ello impides que esos kilos extras se apoderen de ti. Pon la lupa a estas sugerencias y nota la diferencia.

Te recomendamos: ¡Irresistible! 3 rellenos de rosquillas muy fáciles de preparar

comer

Rinde el tiempo

De momento, es recomendable que con un plato de comida te tomes hasta 30 minutos. Sonará complicado al principio pero luego te acostumbrarás.

Mastica varias veces

La clave para comer despacio es masticar un bocado al menos 15 veces. Lleva la cuenta y trata de adaptarte. Recuerda que todo se da a su tiempo si haces el esfuerzo necesario.

comer

Come en la mesa

Es costumbre que para este momento busquemos desayunar, almorzar o cenar en el escritorio de la computadora o en la habitación viendo televisión. Sin embargo, precisamente el trabajo de comer lento tiene que ver con enfocar la mente solo en los alimentos. Lo recomendable es hacerlo en el comedor.

Lleva compañía

Nada mejor que tener a un compañero de comida. Con ella o él puedes conversar y tomarte tu tiempo ¡Lo disfrutarás! Nunca es suficiente para compatir con las personas que queremos.

Compra snacks

Procura comer cada cuatro horas. Importante que sean snaks bajos en calorías y apliques los pasos anteriores.

Te recomendamos: Estos son los 4 problemas de salud más frecuentes que se ven en diciembre ¡Tómalo con soda!

Síguenos en Instagram


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas