¡Cuidado! Estos son los peores alimentos que puedes ingerir durante la noche

Aunque no lo creas, cada alimento tiene su horario de consumo.

Tener un horario, cenar ligero y evitar ciertos alimentos antes de ir a la cama es fundamental para dormir bien. Sin embargo, existe otra razón que seguramente desconoces y que puede estar afectando mucho a tu garganta y a tu esófago. Hablamos del reflujo silencioso o reflujo gastroesofágico.

“Se trata del paso de los ácidos del estómago hacia el esófago a través del esfínter esofágico inferior (la válvula que cierra el estómago en su parte superior)”, explica Sonia Cibrián, especialista en Nutrición de mediQuo.

También te puede interesar: ¿Sabías que existen alimentos que te ayudan a prevenir el cáncer? Conócelos aquí

Los síntomas

Cibrián nos explica que el reflujo gastroesofágico presenta síntomas específicos. Los síntomas clásicos son el ardor (lo que se conoce como acidez) y la regurgitación espontánea (cuando se devuelve la comida a la boca). Sin embargo, existen otros síntomas inespecíficos, como lo son: tos crónica, molestias o dificultad para tragar, sensación de boca amarga o sabor metálico, y mal aliento.

Las causas

Las causas del reflujo son muchas y muy diferentes. Algunos aspectos dietéticos o estilos de vida son los causantes de esta condición, (alcoholismo, tabaco y consumo de determinados alimentos).

Además, los síntomas tienden a empeorar por la noche, ya que al estar acostados los líquidos del estómago pasan con más facilidad hacia la garganta, y por este motivo se recomienda a los pacientes con reflujo elevar el cabecero de la cama a unos 30 grados.

Pautas dietéticas

Existe un tratamiento dietético para mejorar estos síntomas, Cibrián señala las siguientes recomendaciones:

  • Evitar las comidas abundantes, especialmente en la cena. Es mejor realizar cuatro o cinco comidas al día, sin dejar pasar más de tres horas sin comer o beber.
  • No acostarse después de las comidas. Debes dejar transcurrir dos o tres horas.
  • Vigila tu peso, y procura que no aumente. En caso de sobrepeso, debes de tener un régimen alimenticio bueno, y así, mejorarás los síntomas.
  • No ingerir alimentos ni muy fríos ni muy calientes.
  • Cocciones recomendadas: planchas, hornos, salteados, hervidos o al vapor.
  • Realizar una dieta equilibrada rica en hidratos de carbono (arroz, pasta, patata, legumbres, frutas y verduras). 

Evita estos alimentos

Estos son los alimentos que deberías evitar por la noche si sospechas que puedes sufrir de reflujo:

  • Todo tipo de alcohol
  • Café normal y descafeinado, té, chocolate, soda.
  • Ajo, cebolla, apio, menta verde.
  • Alimentos ácidos en general: cítricos y vinagre.
  • Alimentos muy condimentados o con muchas especias
  • Alimentos con alto contenido de grasas
  • Salsas (especialmente las industriales), rebozados y fritos.

Mira también: Conoce los alimentos que NUNCA debes guardar en el refrigerador

¡Sabemos que te gustaría seguirnos en Instagram!


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas