Deleita tu paladar y tus tardes con estos helados saludables ¡4 Recetas!

Son muchos los días calurosos o simplemente los antojos de algo delicioso. Nada mejor que un helado para deleitar nuestro paladar y si los hacemos nosotros mismos podemos conseguir que sean saludable y perfectos para nuestra dieta. Disfruta de estas cuatro recetas sencillas y exquisitas.

Te interesa- ¿Amas las fajitas? No puedes dejar pasar estas deliciosas recetas

Que sean tu postre o merienda tú eliges.

Recetas

Helado de Durazno

Para los amantes de esta fruta el sabor de este helado es incomparable y su realización bastante sencilla.

Ingredientes:

  • Dos tazas de leche en polvo descremada.
  • Una taza de leche descremada.
  • Una taza de azúcar (se puede usar 2/3 de edulcorante).
  • Un huevo batido.
  • ¼ de cucharada de extracto de vainilla o de almendras.
  • Dos duraznos medianos o una taza de duraznos picados.

Cómo se prepara:

  1. Mezcla las leches junto con la vainilla, el azúcar y el huevo hasta formar una unión homogénea.
  2. Puedes agregar los duraznos en trozos y colocarlo en un recipiente que llevarás al congelador por 1 o 2 horas.

Helado de cereza con cobertura de chocolate y vainilla

Este helado es un poco atrevido por el uso de chocolate, pero puedes probarlo de vez en cuando sin dudarlo.

Vas a necesitar:

  • 5 plátanos, pelados y congelados.
  • 125 ml de leche de coco en lata, fría.
  • 1 tarro × 380 g de cerezas negras.
  • 340 g (2 tazas) de pepitas de chocolate negro.
  • 100 g (. taza) de aceite de coco.
  • 200 g (1. taza) de pepitas de chocolate blanco.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • 1 vaina de vainilla, rascada, o 2 cucharaditas de extracto de vainilla.

Pasos para realizarlo:

  1. En primer lugar vas a poner los plátanos y la leche de coco en la licuadora hasta que quede suave luego, se añaden las cerezas. Usa un molde de helado para colocar el resultado de la mezcla, coloca un palito en cada molde y lleva al congelador durante 2 o 3 horas.
  2. Para realizar la cobertura de chocolate negro, funde este y ponlo junto con el aceite de coco al baño maría, hasta que quede bien. Harás los mismos pasos con el chocolate blanco añadiendo la vainilla y calentado solo hasta que se funda, dejas enfriar.
  3. Una vez congelados los helados, vas a sacarlos del molde, con mucho cuidado y los vas a sumergir en el chocolate negro fundido, eso hará que se endurezca. Luego, puedes colocar chocolate blanco fundido por encima y unos trocitos de frambuesa.
  4. Finalmente, lo pones a congelar de nuevo en una bandeja por 30 minutos.

Mira también- Combate tu ansiedad con estas ‘papas fritas’

Helado de Kiwi

Esta fruta es perfecta para un helado saludable además, es tan sencillo hacerlo que es ideal para salir del paso o para un antojo incontrolable.

¿Qué necesitas?

  • 200 gramos de kiwis.
  • 100 cc de agua.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Medio sobre de gelatina sin sabor.

¿Cómo lo realizas?

  1. Esto será bastante fácil, solo debes licuar todos los ingredientes excepto la gelatina, esta la vas a agregar cuando ya el resto de los alimentos se encuentren bien integrados.
  2. Consigue unos buenos moldes de helados y llénalos con esta mezcla, los pones a congelar por unas 2 horas.

Helado de piña colada

Ingredientes:

  • 2 plátanos, pelados y congelados.
  • 85 g (media taza) de trozos de piña.
  • 125 ml de leche de coco en lata, fría (solo la parte espesa).
  • 25 g (un cuarto de taza) de coco deshidratado.

Toppings opcionales:

  • Piña fresca.
  • Coco rallado.
  • Granos de granada.
  • Rodajas de plátano

Preparación:

  1. Como en las recetas anteriores, simplemente debes poner todos los ingredientes en la licuadora hasta que quede espeso y espeso.
  2. Vas a estar procesando hasta que la mezcla quede suave y adquiera consistencia de helado cremoso.
  3. Para un toque especial debes servirlo en una piña vaciada y decorar con fruta fresca.

Te puede interesar- ¿Tienes un perro? Estos son los alimentos más peligrosos para nuestro amigo peludo

¡Tip sorpresa!

Solo por si no se te había ocurrido antes, puedes hacer unos helados de ´agua´ con tu té granizado o infusiones. Lo único que tienes que hacer es realizar el té como acostumbras, esperar a que se enfríe y luego pasar a mezclarlo con hielo picado, igual que con las frutas.

Los que pueden tener un mejor sabor son el de canela, el té verde, el de manzana, el de menta o el de hierbabuena.

Consigue muchas más ideas creativas en nuestro Facebook:


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado
Ir a la barra de herramientas