¿Demasiada hambre después de entrenar? Sigue estos trucos para controlarlo

Probablemente estés comenzando el año con la mejor motivación para entrenar, ya tu cuerpo se está adaptando a los retos que representan esas rutinas diarias. Sin embargo, hay algo que puede estar desesperándote y es esa sensación de demasiada hambre después de entrenar. Por suerte, existen trucos que pueden ayudarte a controlar esa ansiedad.

 

Por más que tu cerebro te grite que ´ ¡Lo mereces!´, por ese esfuerzo que acabas de hacer, no debes dejarte llevar. Porque no importa qué tanto ejercicio hagas si no tienes una alimentación  que le dé apoyo no verás los resultados que sueñas.

Te interesa – Prepara la versión saludable del Ferrero Rocher en 5 minutos

Trucos para controlar el hambre después de entrenar

-Intensidad

Se ha demostrado que mientras más duro trabajes menos grelina (hormona del hambre) produces. Lo que quiere decir que en lugar de hacer 45 minutos caminando puedes hacer rutinas de intervalos cardiovasculares.

Por lo tanto, debes alternar momentos de mucha intensidad con otros de baja. Muchas caminadoras y escaladoras cuentan con estos programas que son ideales para lograr el objetivo.

-Planificate

Realiza tu entrenamiento justo antes de tu comida principal, esto ayudará a que una vez culmines puedas comer con tranquilidad porque es el momento para hacerlo. No importa si es por la mañana, tarde o noche, organízate de forma inteligente.

-Comidas regulares

Quizá te ataque el hambre ferozmente porque no te has alimentado de la mejor manera a lo largo del día. Cuando se realizan comidas regulares hay menos probabilidades de caer en alguna tentación. Para satisfacerte es bueno comer alimentos ricos en proteína como carne magra, pescado, frutos secos, entre otros.

Mira también –4 alimentos que debes comer a diario si sufres de la tensión alta

-Agua

Puede ocurrir que lo que te está pasando es que estás deshidratada si no tomas el agua suficiente durante tu sesión, esa sed extrema puede confundirse con hambre y engañar a tu cerebro. Así que mientras estés sudando no olvides refrescarte con mucha agua, un litro de esta podría ser la solución de tus problemas.

-Háblate con sinceridad

Lo que realmente ´mereces´ por el sacrificio que estás haciendo es cuidarte en todos los ámbitos. Esa comida chatarra tiene más calorías de las que recién acabas de quemar por lo general, solemos cometer el error de no estimar bien las calorías que consumimos y subestimamos el número de las que quemamos.

No hay nada de malo con que te comas esa hamburguesa que anhelas, pero debes hacerlo de vez en cuando. Es importante que entiendas que es mejor comer carbohidratos complejos con proteínas de calidad y grasas saludables hace que tu cuerpo esté es las mejores condiciones después de entrenar.

Te puede interesar –¡Consigue un vientre plano en 24 horas con estos trucos!

¡Síguenos en Instagram!


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado
Ir a la barra de herramientas