Sale a la luz la polémica dieta que hacía Marilyn Monroe para lucir espectacular

Mucho se ha hablado sobre Marilyn Monroe en el último medio siglo, pero a la vez muy poco se conoce sobre su personalidad.

Quienes han dedicado su vida a estudiar la corta pero intensa existencia de la vida de la actriz, modelo, cantante y sex symbol de la historia, aseguran que Monroe era una ávida lectora, de hábitos excéntricos y supuestos trastornos mentales adquiridos durante su difícil infancia que la llevaron a la esquizofrenia.

En medio de su glamorosa vida, sus extraños hábitos alimenticios han ganado relevancia en las páginas de sus biografías.

Te recomendamos: Perdió 90 kilos en un año: el cambio se nota del cielo a la tierra ¡Mira cómo quedó!

Según relatan algunas de estas publicaciones, Marilyn Monroe llevaba una estricta dieta que se caracterizaba por la ingesta de pocos alimentos y curiosos intentos de practicidad en la cocina.

Era tan particular su forma de alimentarse que los expertos en nutrición y salud advierten los riesgos de intentar replicarlo y explican que es poco efectiva e incluso peligroso intentar aplicarla.

Sin embargo, si aún tienes curiosidad respecto a ello, acá recopilamos lo que se conoce de su rutina de alimentación, pero ponla a prueba solo bajo tu responsabilidad, ya sabes que los expertos la desaprueban.

Te recomendamos: Fabuloso remedio para combatir el insomnio ¡Duerme como un bebé!

View this post on Instagram

Ready for summer like 👒#TBT

A post shared by Marilyn Monroe (@marilynmonroe) on

Desayuno

Todas las mañanas mientras se arreglaba se tomaba una taza de leche tibia con dos huevos crudos batidos. Según relataba ella misma, dicho desayuno era el más completo para una “chica en apuros”.

Almuerzo

En cuanto le fuera posible la legendaria estrella evitaba cualquier alimento entre desayuno y comida. Como su dieta se basaba casi toda en el consumo de proteína, indicaba que podía darse el gusto de no comer mucho y comerse un helado recubierto de chocolate cada tarde que se le antojara.

View this post on Instagram

#MarilynMonday

A post shared by Marilyn Monroe (@marilynmonroe) on

Cena

Como último alimento del día Monroe consumía una porción pequeña de carne de ternera, cordero o hígado, acompañadas de unas cuantas zanahorias crudas.

Sin duda la dieta de la rubia más sexy de la historia es bastante radical. No obstante, Marilyn la consideraba normal y práctica, según lo indicó ella misma en una entrevista para la revista Pageant en 1952, donde relató con detalle sus hábitos alimenticios.

Te recomendamos: Batidos que ayudan a calmar el hambre ¡Debes conocerlos!

Síguenos en Instagram


Síguenos en Facebook


Ir a la barra de herramientas